Llamazares advierte al PSOE de que rechazar su reforma fiscal bloquea el consenso de la izquierda

El portavoz de IU invita a Javier Fernádez a que argumente por qué votó en contra

Javier Fernández dialoga con Llamazares
Javier Fernández dialoga con Llamazares

Oviedo

El portavoz de Izquierda Unida (IU)  en la Junta General, Gaspar Llamazares, ha advertido al presidente del Principado, Javier Fernández, de que su rechazo a las reformas fiscales planteadas por IU y Podemos en el Debate de Orientación Política «choca» con su intención de alcanzar consensos en la izquierda de cara a la negociación fiscal y presupuestaria. Llamazares considera que la posición socialista «llena de incertidumbre» la negociación para conseguir un modelo impositivo «más justo, progresivo y que favorezca un desarrollo sostenible». El rechazo del PSOE a las propuestas de resolución de Izquierda Unida y Podemos para la reforma fiscal, ha abundado, ha caído «como un jarro de agua fría, de difícil digestión» en el proceso de negociación del modelo impositivo asturiano, en palabras del propio Llamazares.

Además de la crítica, ofrece una salida. El portavoz de IU ha reclamado a Fernández que explique las razones para votar en contra de «una propuesta similar a otra presentada hace un mes y que, entonces sí, logró el respaldo de su grupo». La actitud del grupo parlamentario socialista, ha añadido, «abre un escenario que se aleja del clima de confianza necesario para alcanzar acuerdos».

El escenario que se abre es muy incierto y la coalición así lo reconoce. «El rechazo por parte del PSOE llena de incertidumbre la voluntad política del Gobierno de llevar a cabo la reforma fiscal necesaria para dotar de recursos a los próximos presupuestos. Por tanto, es una cuestión que debe ser cuanto antes aclarada por parte del PSOE y del Gobierno, porque contradice todo su discurso de diálogo, todo su discurso a favor de un presupuesto de cambio para Asturias», ha subrayado.

Comentarios

Llamazares advierte al PSOE de que rechazar su reforma fiscal bloquea el consenso de la izquierda