Los partidos reclaman celeridad a la variante de Pajares pero descartan un frente común

Ciudadanos y Foro hacen valer sus acuerdos con Rajoy para exigir la puesta en marcha de la infraestructura pero discrepan respecto a la llegada del AVE a Lena u Oviedo

La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante una visita las obras de construcción de la Variante ferroviaria de Pajares.La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante una visita las obras de construcción de la Variante ferroviaria de Pajares
La ministra de Fomento, Ana Pastor, durante una visita las obras de construcción de la Variante ferroviaria de Pajares

Redacción

Hay unanimidad entre los partidos con representación parlamentaria en la Junta General en reclamar al Ejecutivo Central que cumpla los plazos (reiteradamente prolongados la pasada legislatura) para la apertura de, al menos, uno de los túneles de la variante de Pajares. Todos coinciden en destacar que se trata de una infraestructura clave para el desarrollo económico de Asturias y que 2017 debería ser la fecha definitiva para la llegada del AVE al Principado, pero a la hora de ponerlo en práctica comienzan las diferencias. En su discursos en el debate de orientación política, el debate sobre el estado de la región que se celebró esta semana, el presidente asturiano lamentó los retrasos en la puesta en marcha de la obra, llamó a los grupos a reclamarla y advirtió de que, de haberse puesto en marcha el año pasado en los plazos fijados inicialmente, la inversión habría representado un aumento del PIB que se hubiera reflejado en que el crecimiento de Asturias habría quedado por encima de la media nacional.

Entre los más firmes partidarios de hacer causa común entre los grupos políticos por la obra se encuentra Izquierda Unida. El portavoz de la coalición Gaspar Llamazares destacó que el diputado Ovidio Zapico «ya ha comenzado a trabajar en la formación de un intergrupo parlamentario» en ese sentido, una unión de esfuerzos a la que Llamazares quiere sumar también a grupos profesionales «con colegios y grupos de ingenieron técnicos que ya tienen parte del camino hecho», los sindicatos y «sin descartar hacer movilizaciones» porque «hay una sensación de hartazgo y si no se hace consciente al ministro de la gravedad de la situación, se dejará languidecer». En el último debate en el parlamento asturiano, la coalición presentó una propuesta de resolución instando al gobierno asturiano a hacer una reclamación al Ejecutivo central para que fije «un calendario cierto de finalización porque estamos en la incertidumbre».

En ese debate, Podemos, por boca de su portavoz Emilio León, también instó a la finalización de una obra, la de los túneles, que ya está comenzada pero haciendo hincapié singularmente en el discurso en los sobrecostes de la infraestructura que considera «faraónicos». El año pasado el partido morado reclamó además que la obra ponga la estación final del AVE en Pola de Lena, ya que prolongar el trazado hasta Oviedo o Gijón, supondría una inversión, a su juicio, desproporcionada (de más de 1.000 millones de euros) para ganar unos 6 minutos de viaje. Esta semana, León afirmó que los sobrecostes de la obra habían supuesto un lastre para la inversión en la red de cercanías «que es la que usa la gente». Pero esa dicotomía entre cercanías y alta velocidad no sentó bien en IU.

«No se puede hacer porque es dar bazas al gobierno central para que no se haga responsable de la red de cercanías, a la que han marginalizado», señaló Llamazares, quien recordó además que el AVE «es un compromiso del año 2013».

Acuerdos de gobierno

Son dos los partidos con presencia en el parlamento asturiano que hay llegado a algún tipo de acuerdo con el gobierno de Rajoy respecto a esta infraestructura. Foro Asturias, que concurrió en coalición con el PP en los dos últimos comicios generales, y Ciudadanos, que firmó con los populares un acuerdo de investidura después de junio. En el pacto de Foro, que fue asumido por Rajoy en la investidura, se recoge un compromiso específico para que «se habilite de forma inmediata uno de los túneles de Pajares, la supresión de la estación de fondo de saco de León, y el acondicionamiento en ancho internacional, y no otro invento, del tramo León-La Robla». Así lo destacó el diputado de Foro Isidro Martínez Oblanca quien afirmó que la alta velocidad es «imprescindible para el conjunto de España y Asturias no es una excepción; además hay que rentabilizar lo invertido en los túneles de Pajares». Oblanca dios la bienvenida «a todos los que desconfiaron de la alta velocidad y hoy la ven imprescindible» y advirtió, en todo caso, que la reclamación de su grupo no termina en Pola de Lena. «Cuando se gestó fue para comunicar todas las capitales de provincia con la alta velocidad, no tiene que llegar sólo a Pola de Lena sino a Oviedo, y luego a Gijón y a Avilés. Para unir las dos capitales, del Estado y la provincial, en dos horas y cuarto y ni un minuto más, y que yo sepa la capital de Asturias sigue siendo Oviedo».

No lo comparte el portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Nicanor García, quien destacó que su grupo firmó con Rajoy un pacto que, entre otras medidas, recoge la apertura de un túnel de Pajares en 2017, pero los naranjas consideran que «hay que ser realistas y reclanr que se abra el ancho de vía variable hasta Pola de Lena; el resto de las licitaciones habrá que estudiarlas, porque 1.000 millones hasta Gijón igual no es rentable».

García destacó que su grupo será «exigente» con el Ejecutivo central en la fecha de 2017 respecto a todo lo ya licitado «porque son muchos millones de euros metidos y hay que rentabilizarlos cueste lo cueste». Además se mostró confiado en que la iniciativa salga adelante porque el nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, «se ha mostrado sensible con nuestras peticiones y creemos que va a acelerar lo que falta, somos positivos porque con el cambio de directores generales en Adif ya han empezado las negociaciones con Dragados» para que se retomen las obras. Nicanor García sí se mostró favorable a haver un frente común en Asturias para reclamar esta obra y destacó que así lo habían propuesto en la Junta General.

Apuesta y no frente

Desde el PP, partido en el Gobierno, su diputado en la Junta General Luis Venta defiende en todo caso hablar de «una apuesta en común, pero no un frente». Venta señaló que los retrasos de la obra se deben a «problemas técnicos y ya se ha dado un ultimatum a la empresa para la colocación de las vías». En opinión del diputado popular, «podemos pedir que haya un compromiso en los presupuestos pero no imponer tiempos porque esa es una cuestión técnica». En todo caso, para Venta el Ministerio ya ha dado muestras de su compromiso.

Junto al AVE de Asturias está en marcha el que debe llegar a Galicia y también la solución de Alta Velocidad para Cantabria. El presidente del gobierno es gallego y el nuevo ministro de Fomento fue alcalde de Santander, algo que ha despertado suspicacias en otros grupos por si la infraestructura asturiana pudiera quedar relegada en detrimento de las comunidades vecinas. «Esas críticas no tienen ninguna base, ni científica ni política», señaló Luis Venta, quien añadió que «eso sería hacer un análisis muy superficial de la futura labor del gobierno. Confiamos en Rajoy para que el AVE y la variante tengan por fin un horizonte cercano, ojalá que sea en 2017 y, si no, en 2018».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Los partidos reclaman celeridad a la variante de Pajares pero descartan un frente común