200 urogallos para tratar de evitar la extinción

Un proyecto europeo ha conseguido sentar las bases para la conservación futura de esta especie tras desaparecer del 70% de los espacios que ocupaban hace 30 años

Urogallos en cautividad.Urogallos en cautividad
Urogallos en cautividad

Redacción

Conservar el urogallo del cantábrico se ha convertido en tarea de todos. Se trata de una una de las especies más amenazadas de la península, tras desaparecer del 70% de los lugares que ocupaba hace treinta años. En la actualidad, se estima que quedan entre 200 y 300 machos en la Cordillera Cantábrica. El proyecto Life+ urogallo cantábrico nació hace seis años y aúna por primera vez los esfuerzos de la administración estatal, las comunidades autónomas implicadas, la sociedad civil y el sector empresarial, todo ello para conseguir frenar la extinción de esta subespecie endémica de la Cordillera Cantábrica. Entre las medidas que se han llevado a cabo está el programa de cría en cautividad, como medida complementaria a la gestión del hábitat. La reserva situada en Sobrescobio alberga 22 ejemplares y cuenta con un stock genético y cautivo de la especie. Gracias a este plan, el centro fue el escenario del nacimiento de dos pollos procedentes de la retirada parcial de una puesta del medio silvestre.

Otra de las iniciativas que se han llevado a cabo tiene que ver con la mejora del hábitat, debido a la gran sensibilidad de los urogallos hacia las molestias humanas. Con este proyecto se han podido hallar huevos eclosionados y ejemplares, además que no se han detectado perturbaciones para la especie. También se han llevado a cabo medidas como la gestión forestal y la retirada o señalización de 60 km de vallados peligrosos.

Los resultados finales del plan europeo LIFE+ Urogallo se ha presentado este martes en Ponga. El subdirector general de Medio Natural del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Aymerich, ha señalado que «se seguirá apostando por la conservación de la especie después de este proyecto» y que la estrategia de conservación deberá ser actualizada en el futuro. Por su parte, el director del proyecto y subdirector de la Fundación Biodiversidad del Ministerio, Ignacio Torres, ha indicado que el estudio ha permitido «sentar las bases de la conservación futura de la especie, en base a la experiencia y el conocimiento técnico adquirido en la ejecución de las actuaciones».

En el marco del LIFE+ Urogallo se han desarrollado 19 proyectos de custodia del territorio, lo que ha permitido establecer 29 acuerdos voluntarios entre propietarios, entidades sin ánimo de lucro y otros agentes públicos y privados. Con estos estudios se pretende mejorar la conservación del urogallo y su hábitat. Además, se ha llevado a cabo el programa de voluntariado y se han organizado talleres escolares en los que han participado más de 2.000 alumnos.

Comentarios

200 urogallos para tratar de evitar la extinción