Los profesionales sanitarios denuncian el «mercadeo» de los cursos de formación

S.D.M. REDACCIÓN

ASTURIAS

Concentración de la plataforma del Sespa.Concentración de la plataforma del Sespa
Concentración de la plataforma del Sespa

La plataforma del Sespa denuncia la falta de oferta pública y el escaso control de la privada. Exige la revisión del nuevo pacto de contrataciones que devalúa los méritos

17 nov 2016 . Actualizado a las 12:18 h.

«Se vende». «Rebajas». Con estos carteles denuncia la plataforma de personal del Servicio de Salud del Principado (Sespa) el «mercadeo» con los cursos de formación continua que se ha generado en Asturias. El colectivo saca a la luz dos problemas básicos. En primer lugar, la falta de oferta pública. El Instituto Adolfo Posada no programa talleres suficientes para cubrir el máximo de horas anuales que pueden contabilizar como méritos. Esto les obliga a recurrir a instituciones privadas y pagar, en la mayoría de los casos, por programas que no reúnen un mínimo de calidad. El segundo motivo de queja es la modificación del pacto de contrataciones, que devalúa la formación. Uno de los portavoces de la plataforma, Javier Santamaría, reclama que se tenga en cuenta la posición de los trabajadores.

La plataforma se ha concentrado delante de la sede oficial del Sespa, en la plaza del Carbayón. En el interior, el Servicio de Salud iba a abordar el tema en una reunión. La modificación del pacto de contrataciones ha sido el detonante para retomar las denuncias contra las anomalías formación continuada. El colectivo asegura que comparten su mismo criterio sindicatos como Comisiones Obreras, Usipa y CSI. Todos presionan para volver a afirmar la redacción de ese documento, ya publicado y en vigor.

En primer lugar, reclama que no tenga carácter retroactivo. En teoría, el Sespa tendría que actualizar los méritos todos los años, pero no lo hace. En la actualidad, tiene tres años pendientes. Exige que se baremen esos tres ejercicios de acuerdo a los anteriores criterios y con los que acaban de entrar en vigor porque, al cambiar, muchos trabajadores no se ajustan a los nuevos requisitos. Otra cosa es lo que suceda a partir de ahora.