¿Quiénes cobran la obra pública en Asturias?

Acciona es la constructora más beneficiada en las obras de la variante de Pajares entre 2009 y 2015, al estar presente en el 51% del importe adjudicado. En el caso del Principado, FCC destaca con un 15% del total

Obras en la variante de Pajares.Obras en la variante de Pajares
Obras en la variante de Pajares

Gijón

El Ministerio de Fomento lidera el ranking de administraciones que ha adjudicado un mayor volumen de dinero en contratos de obra pública entre 2009 y 2015 en España. También lo hace en Asturias y, solo con las interminables obras de la variante de Pajares, fueron 16 los contratos adjudicados a diversas constructoras o uniones temporales de empresas (UTEs) por importe de 427,74 millones de euros. Acciona fue la constructora más beneficiada de esas obras al estar presente, de forma directa o través de UTE, en el 51% de ese total adjudicado, en el que se incluye además uno de los grandes contratos de obra pública de ese periodo en toda España. Un contrato que ocupa el puesto número 12 del listado de las 22 superobras que aparecen en la investigación de la Fundación Ciudadana Civio, que lleva por título ¿Quién cobra la obra? y que analiza todos los contratos de obra pública cuya adjudicación se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) entre 2009 y 2015.

El mayor contrato que se adjudicó en Asturias en esos siete años, que quedó en manos de la UTE formada por Acciona y FCC por 148,8 millones de euros, también es el ejemplo «simbólico» que los investigadores de Civio escogen para hablar de las obras que han tenido que ser atrasadas por dificultades técnicas. El contrato, en concreto, consistía en el acondicionamiento interior del subterráneo con el que se sigue lidiando en la variante de Pajares y cuya perforación afectó a los acuíferos de las montañas por las que se pretende que pasen trenes a toda velocidad. El estudio recuerda que el proyecto de la variante de Pajares, cuyas obras se iniciaron en 2004 con la idea de que estuvieran terminadas en 2009, lleva consumidos al menos 3.500 millones de euros, además de que ha sido denunciado por delitos medioambientales ante la Comisión Europea, que deberá archivar o incoar una investigación antes de junio del año que viene.

Nueve de las diez grandes constructoras, presentes

Acciona, además, esta presente en otros cinco de las 16 contrataciones aparecidas en el BOE en relación a las obras de los túneles de Pajares. Tras analizar durante meses y gracias a una campaña de crowdfunding 8.058 contratos públicos que suman 38.828 millones de euros, el estudio de Civio establece un ranking con las diez constructoras españolas que se llevan siete de cada diez euros en contratos de obra pública en España entre 2009 y 2015. Por este orden, son ACS, Acciona, FCC, Grupo Ferrovial, Sacyr, Isolux Corsán, Grupo Villar Mir, Comsa, Copisa y Grupo Sando. 

Solo el Grupo Sando no tiene presencia en los contratos de la variante de Pajares. Las nueve restantes aparecen, bien en solitario o en UTE, en 13 de las 16 adjudicaciones publicadas en el BOE. Además de Acciona que aparece en seis adjudicaciones, FCC tiene presencia en cuatro; ACS, Ferrovial, Grupo Villar Mir y Sacyr, cada una con dos contratos y, con presencia en uno, Comsa, Copisa e Isolux Corsán. 

10 contrataciones por negociado sin publicidad

De esas 16 contrataciones, 10 fueron por el procedimiento negociado sin publicidad y, los seis restantes, abiertos. Otra de las cuestiones que llaman la atención son las considerables bajas sobre el precio de licitación que se aprecian en las adjudicaciones que se licitaron de forma abierta. Por ejemplo, en junio de 2014, se adjudicaba a ACS un contrato para las obras de montaje de la vía por 9,28 millones de euros cuando el presupuesto base de licitación neto era de 15,8 millones de euros. Un mes antes se adjudicaba a Acciona y FCC otro contrato por 9,44 millones de euros con un presupuesto base de licitación neto de 12 millones de euros. En marzo de 2015, en un caso más reciente, el presupuesto neto del contrato en liza era de 6,16 millones y fue adjudicado por 3,68 millones a una UTE en la que estaba presente Copisa.

En el estudio también aparecen administraciones y organismos asturianos, en concreto, el Gobierno del Principado y los Ayuntamientos de Gijón y Oviedo, así como la Universidad de Oviedo, la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), la sociedad Gijón al Norte (que gestiona el plan de vías de la ciudad) y el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa). Es preciso puntualizar que los datos de la investigación recogen las grandes obras (de más de 5.225.000 euros) de cualquier tipo de administración pública y una gran parte de los contratos de obra de tamaño medio (más de 100.000 euros) de la Administración General del Estado. Las comunidades locales y las entidades locales, según la ley, tienen la opción de publicarlo en el boletín estatal y/o en los boletines oficiales regionales. 

41 contrataciones del Principado por 240 millones 

Aclarado este aspecto, el Gobierno del Principado aparece en 41 referencias analizadas en el BOE, que suman casi 240 millones de euros adjudicados en los siete años de la investigación. FCC es la constructora más beneficiada al estar presente, de nuevo de forma directa o a través de UTE, en casi un 15% del total adjudicado. En concreto, en cinco adjudicaciones. La obra más cara de ese periodo fue la adjudicación de los accesos de la ZALIA por 16,14 millones de euros a la empresa PAS Infraestructuras y Servicios. Todos los procedimientos de licitación fueron abiertos y también las grandes constructoras que se llevan gran parte de las adjudicaciones en toda España están presentes en los contratos del Principado salvo Copisa y Grupo Sando.

Si no todas las obras que aparecen adjudicadas en el BOE han finalizado tampoco todos los contratos se llevan a cabo. Un ejemplo aparece en el Ayuntamiento de Gijón, con seis contratos por importe de 30,65 millones de euros publicados en el BOE en esos siete años. Sin embargo, dos de ellos son el mismo, al publicarse un modificado con meses de diferencia, y otro, para construir un pozo de tormentas en Hermanos Castro, se quedó en nada por errores geotécnicos. FCC, adjudicataria de ambos, es la más beneficiada dado que el importe superaba los seis millones de euros mientras las tres contrataciones restantes no pasaban de cinco millones cada una y fueron adjudicadas a empresas diferentes. 

Presencia asturiana entre las beneficiadas

En el Ayuntamiento de Oviedo, aparecen 17 contratos, todos mediante procedimiento abierto, por importe de caso 40 millones de euros. Solo uno de ellos, por importe de casi medio millón de euros, es de 2015; el resto de obras adjudicadas entre 2009 y 2010. Por primera vez, una constructora asturiana aparece como principal beneficiada, ya que Procoin tiene presencia en el 23,1% del importe adjudicado en total.

Gijón al Norte, una sociedad participada por las administraciones estatal, regional y local, publicó cuatro contratos en el BOE entre 2009 y 2015 que fueron adjudicados por 26,1 millones de euros. Otra empresa asturiana, Ceyd, es la más beneficiada al estar presente en UTE en dos, que suponen un 45% del total adjudicado. La ZALIA, por su parte, aparece en una referencia: la adjudicación por 42,36 millones de euros de la fase 1 de su urbanización a Ferrovial y, Cogersa, con dos adjudicaciones por el procedimiento restringido que suman 22,9 millones. La más alta, de 19,1 millones, se adjudicó a Sufi (filial de Sacyr) en 2009 para construir una planta biometanización que entró en funcionamiento hace dos años. Por último, la Universidad de Oviedo publicó en el BOE 27 contrataciones por importe de 7,6 millones de euros, de los que el 22,2% recayeron en Construcciones Alfredo Rodríguez. Las grandes constructoras, en concreto Sacyr y ACS, solo están presentes en dos de las adjudicaciones. 

Comentarios

¿Quiénes cobran la obra pública en Asturias?