Los alumnos bilingües son más brillantes

Un estudio de Educación confirma el éxito del programa y descarta que los alumnos flojeen en las materias impartidas en inglés o francés. Las familias solo critican los deberes y el precio de las extraescolares

Los alumnos asturianos de los planes bilingüen consiguen mejores resultados.Los alumnos asturianos de los planes bilingüen consiguen mejores resultados
Los alumnos asturianos de los planes bilingüen consiguen mejores resultados

Oviedo

Los detractores de los planes de enseñanza bilingües en Primaria y Secundaria denuncian que los alumnos mejoraban en un idioma extranjero pero aprendían menos de esas asignaturas que cursaban en inglés o francés. Los cambios de planteamiento que descafeinaron la idea original de estas secciones, que nacieron en el 2004, también les dieron alas. Hasta el momento, la Consejería de Educación no disponía de datos formales para negar estas afirmaciones. Ahora, ya los tiene. El titular de este departamento, Genaro Alonso, ha presentado un completo estudio interno en el que se concluye que el aprendizaje de las materias no se resiente y que, además, existe un alto grado de satisfacción de las familias, que solo critican los deberes y lo caras que son las actividades extraescolares. Incluso ha confirmado que la tasa de éxito, tanto en Primaria como en Secundaria, es superior. Con este balance como refrendo, Alonso ha anunciado que extenderá la enseñanza bilingüe, que en la actualidad ya abarca más del 40% del sistema educativo asturiano.

Este informe fue uno de los compromisos suscritos por el consejero de Educación en el inicio de la legislatura. Sabedor de la polémica que rodea a los planes bilingües y consciente de que no existían informes que avalaran su éxito, anunció la elaboración de una investigación, con todas las consecuencias. Tanto es así, que ha analizado las notas, la evaluación de diagnóstico de 2013, se ha inspeccionado una muestra de 50 centros y se ha entrevistado a las familias. Los autores han encontrado más luces que sombras, aunque también las hay. Reconocen, por ejemplo, algunos problemas organizativos en los centros y en la comunicación con las familias.

Tasas de éxito

El gráfico que acompaña esta información y que ha facilitado la propia Consejería de Educación confirma que desde primero de Primaria hasta cuarto de Secundaria la tasa de promoción o de titulación, curso a curso, es superior en los estudiantes adscritos al bilingüismo. Esa diferencia que en Primaria oscila entre un punto y un punto y media se convierte en una enorme brecha en Secundaria. Así, al final de la etapa, la tasa de titulación es del 97,4% para unos y de apenas el 85,4% para los otros. Si, además, se analiza por género, tal y como ocurre en los datos globales de estos ciclos, las alumnas logran resultados más favorables.

Otra forma de analizarlos es comparar los resultados que los estudiantes obtuvieron en la evaluación de diagnóstico del año 2013, la prueba de competencias, común para todos los centros, que la propia consejería diseñaba. También aquí los estudiantes que proceden de las secciones bilingües consiguen mejores resultados. Dicen las conclusiones que «con carácter general, el rendimiento del alumnado bilingüe es netamente superior al de sus iguales no bilingües, con independencia de la competencia, destreza o curso evaluados». Cuando restan otros factores externos que se miden en la evaluación de diagnóstico, como son los índices socioeconómicos o el expediente previo, y se mide únicamente el impacto del programa, «su influencia sigue siendo significativa». La diferencia, al igual que sucede con las notas de los centros, son más claros en Secundaria que en Primaria.  

El estudio

El trabajo se basa en datos referidos al curso 2014/2015, en el que 31.101 de los 77.411 estudiantes matriculados en Primaria y Secundaria, tanto en centros públicos como concertados, estaban matriculados en planes bilingües, lo que implica que estudiaban, al menos, dos asignaturas no lingüísticas en un idioma extranjero. Llega a más alumnas que alumnos, aunque en términos generales es casi paritario. La implantación es ligeramente superior en la red concertada que en la pública. En cuanto al idioma elegido, el 90% es el inglés.

¿Cuáles son las asignaturas estrella de los planes bilingües? Cada centro tiene autonomía para decidir qué materia imparte en un idioma extranjero, pero hay algunas que se han erigido en protagonistas. En Primaria, el 88% de los alumnos de este programa cursa Ciencias de la naturaleza/Conocimiento del medio. La segunda es Educación artística. Con menos importancia, aparecen Educación Física y Ciencias Sociales. En Secundaria, está más repartido. Ciencias sociales, geografía e historia es a la que asisten el 37,46% de los estudiantes de los grupos bilingües. Después aparecen Ciencias de la naturaleza/Biología y geología (32,37%) y Matemáticas (24,40%).

Asturias cuenta en la actualidad con 3.140 docentes acreditados para impartir materias no lingüísticas en otro idioma, de los que 2.713 son en inglés, 16 en italiano, 343 en francés y 68 en alemán. Los docentes tienen que acreditar al menos un nivel B2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas del idioma que quieran impartir. El informe destaca, además la estabilidad del profesorado. Según sus datos, alcanza al 75% de los implicados en los programas.

El aval de las familias

Las conclusiones de las encuestas realizadas entre las familias son positivas. Los padres dicen estar satisfechos o muy satisfechos con el programa y además recomendarían a otros padres que matriculasen a sus hijos. Creen que la información previa que recibieron fue buena y que el contacto que mantienen con los docentes sobre el aprovechamiento de las clases es suficiente. El aspecto que más valoran es que este tipo de iniciativas fomenta el esfuerzo de los alumnos y también las oportunidades de aprendizaje que ofrece. En cuanto a los inconvenientes, que también los citan, señalan las dificultades que encuentran para ayudar a sus hijos con los deberes y lo caras que son las actividades extraescolares.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Los alumnos bilingües son más brillantes