«Ocho razones por las que todos quisieran ser asturianos»

Oriol López
Oriol López REDACCIÓN

ASTURIAS

Una montañera saca una fotografía del bosque de Muniellos cubierto con la primera capa de nieve en la zona alta.Una montañera saca una fotografía del bosque de Muniellos cubierto con la primera capa de nieve en la zona alta
Una montañera saca una fotografía del bosque de Muniellos cubierto con la primera capa de nieve en la zona alta

Un libro recoge casi dos mil motivos por los que los extranjeros querrían ser españoles y, muchos de ellos, tienen su origen en el Principado

01 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Existen una serie de cosas que forman parte de la identidad asturiana. Muchas de ellas son tópicos sobre cómo ven desde fuera el Principado, pero hay un gran número de aportaciones que la Tierrina ha hecho al globo terráqueo y que son mundialmente envidiadas. Esta es la tesis que defiende el libro 1785 motivos por los que hasta un noruego querría ser español, una obra recién publicada en la que han participado más de 200 personas y que, por primera vez, se recoge los logros, personajes, hechos positivos y aportaciones que desde España se han hecho al mundo. «Se trata de un libro totalmente libre de connotaciones políticas que quiere darle una inyección de autoestima a los españoles, que se valoran muy poco», explica José María Moya, autor y coordinador del libro. Recorre toda la Historia hasta la actualidad y, entre todos esos logros, destacan especialmente las creaciones e innovación de los asturianos. Estas son algunas de las referencias de la región -tal y como el libro las recoge y define- entre las que figuran inventos, gastronomía, cultura o personajes relevantes, aunque la obra incluye muchas más: 

1.EL CHUPA-CHUPS. «Si los niños no se sacan el caramelo de la boca, ¿qué mejor que uno sujeto con un palo que pueda extraerse de la boca cuando se quiera, sin tocarlo y sin mancharse? Bajo este argumento Enric Bernat desarrolló la idea, fraguada entre 1955 y 1957, de fabricar el Chupa Chups. Adquirió todas las patentes que pudieran competir con su caramelo en forma de bola y lo fabricó en Villamayor (Asturias)». 

2.LA SIDRA: UN PLACER MILENARIO. «Una bebida de baja graduación que se produce en la cornisa cantábrica y que es casi religión en Asturias. Sana como ninguna, se elabora con un sistema artesano anterior a la llegada de los romanos».