El preso en huelga de hambre vuelve a comer

Fuentes penitenciarias han confirmado que el interno Luis Alberto F.D.S. envió una instancia oficial, esta mañana, donde comunicaba que deponía su actitud


Oviedo

Luis Alberto F.D.S. no ha aguantado más. El interno, que el pasado martes anunció a su familia que iba a mantener una huelga de hambre, con carácter indefinido, para protestar por las condiciones de su situación penitenciaria y las presuntas «humillaciones, vejaciones y provocaciones» que denunciaba que estaba sufriendo en la cárcel por parte de varios funcionarios ha decidido abandonar esta medida de presión. El miércoles comunicaba oficialmente a la dirección del centro penitenciario, a través de una instancia, su intención de dejar de ingerir alimentos y esta misma mañana ha dado marcha atrás a su iniciativa y ha entregado un escrito donde hace constar que a partir de hoy ya quiere volver a comer con normalidad, según han confirmado fuentes penitenciarias.

La medida no ha causado excesiva sorpresa entre los funcionarios que, según explican, no creían que la medida de protesta que había anunciado el interno pudiera alargarse demasiado en el tiempo. Fuentes penitenciarias aseguran que el recluso se encuentra actualmente «tranquilo» y no ha hecho alegación alguna sobre los motivos que le han llevado a reconsiderar su postura.

Aislado por un incidente en la enfermería

Luis Alberto F.D.S. fue aislado del resto de internos después de un incidente surgido el pasado lunes en la Enfermería del centro penitenciario. Su hermana Estela había relatado a La Voz que su familia se encontraba «fatal» y «muy preocupada» tanto por las provocaciones que decía su hermano que recibía por parte de un grupo de funcionarios como por las consecuencias que pudieran derivarse de esta huelga de hambre, especialmente teniendo en cuenta que su otro hermano, Eugenio, había fallecido el pasado mes de abril, cuando se encontraba preso en la misma cárcel de Villabona, y aunque extraoficialmente les habían dicho que había muerto por una presunta sobredosis de droga aún desconocían las causas reales de su óbito al no disponer del informe oficial de la autopsia.  

Según la versión familiar, el pasado lunes Luis Alberto F.D.S. acudió al médico de la prisión para solicitar una cita para la revisión periódica que tiene con un psiquiatra, pero el facultativo no quiso atenderle. «Cuando el médico le dijo que no le iba a atender, mi hermano no quiso salir de la Enfermería. Entonces, empezaron a meterse con él hablando de mi hermano Eugenio, provocándole. Luis no quiso salir y llamaron a varios funcionarios. Entre cuatro le esposaron con las manos a la espalda y le agarraron por las piernas para que no se pudiera mover. Luego le llevaron a la celda de aislamiento, donde sigue actualmente», comentaba.

La retirada de las denuncias

Luis Alberto F.D.S. había realizado varias denuncias contra funcionarios y, según la versión familiar, «le estuvieron chantajeando y acosando hasta que las quitó». Nada más retirarlas, comenzaron de nuevo a «provocarle», reiteraba su hermana Estela.

Fuentes penitenciarias han negado cualquier tipo de presión hacia el interno para desistir en sus denuncias, así como las supuestas provocaciones que habrían motivado sus quejas y le habrían llevado a adoptar la decisión de mantener una huelga de hambre.

La Asociación de Amigos y Familiares de Presos de Villabona «Más allá del muro» ha convocado una concentración ante las puertas de la macroprisión, para el próximo día 31 de este mes, para denunciar la situación «intramuros», a la que ha confirmado su asistencia la familia de Luis Alberto F.D.S.

Comentarios

El preso en huelga de hambre vuelve a comer