Una ola de frío polar desploma los termómetros hasta -5º

Cangas del Narcea y Pola de Somiedo registran las mínimas. Las temperaturas irán en ascenso


Redacción

El Principado se congela. Una brusca bajada de temperaturas ha azotado todo el panorama asturiano en los últimos días con puntualidad británica para dar la bienvenida al invierno, que dará inicio el próximo día 21 de diciembre. Este descenso ha dejado unas temperaturas mínimas por debajo de los cero grados en muchos municipios y localidades, alcanzando un pico inferior en las estimaciones de alrededor de los menos cinco grados en algunos municipios. Aún así se prevé un repentino repunte para mañana, con unos cambios de temperatura en las mínimas de hasta diez grados de diferencia, según datos de Aemet.

El suroccidente asturiano ha sido la zona más afectada por la ola de frío polar. Cangas del Narcea presenta hoy unas mínimas de menos cinco grados, inferiores incluso a los más de dos grados bajo cero que los termómetros registraron anoche en la vecina Pola de Somiedo y en el Puerto de Leitariegos. Para mañana las mínimas en Cangas sufrirán un violento incremento, pasando de los menos cinco a los nueve grados. Por debajo del umbral de la congelación también se sumaron anoche otras zonas cercanas, como el Puerto de Pajares, con un grado bajo cero.

La zona centro del Principado no ha quedado exenta del frío repentino. Langreo tendrá para el día de hoy unas mínimas de menos tres grados y la capital, Oviedo, podrá llegar a tener unas temperaturas de cero grados. Los márgenes con las máximas son amplios en ambos casos, las cuales son de once y diez grados, respectivamente. Al igual que ocurrirá en Cangas del Narcea, Langre y Oviedo normalizarán sus temperaturas en la jornada de mañana, subiendo sus mínimas hasta los seis grados en ambos casos. Al borde ha quedado Mieres, con apenas un grado de mínima.

Por último, la costa asturiana parece que se salva de la congelación in extremis. Gijón es la que queda más cerca de los cero grados, con unas mínimas de dos. En el caso de Avilés el margen algo más amplio ya que los cuatro grados serán la cifra más baja que puedan llegar a marcar sus termómetros. El resto de localidades con mar disfrutarán de unas temperaturas por encima de los seis grados durante el lunes.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una ola de frío polar desploma los termómetros hasta -5º