La contaminación continúa disparada donde el Principado riega

Los ecologistas denuncian que las medidas adoptadas por el Gobierno son ineficaces. Lamentan que solo un cambio meteorológico pueda mejorar la calidad del aire

Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación.Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación
Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación

Redacción

Los ecologistas denuncian que las medidas que el Gobierno asturiano está adoptando para frenar los elevados niveles de contaminación no están surtiendo efecto. Lamentan que solo un cambio en las condiciones meteorológicas podrá controlar la situación actual. «Seguimos con la contaminación disparada y allí donde el Principado riega encima hoy aumenta los valores contaminantes, esperemos que llegue a llover porque sino la siguiente que promueva la Consejería de Fomento puede ser más gorda, mientras pasan los días y nuestras salud sigue afectada», denuncia la Coordinadora Ecologista de Asturias. Este colectivo insiste en que los datos que maneja son los que ofrece la propia web oficial del Principado y también la del puerto de Avilés. Denuncia que El Musel no dispone en abierto los datos de sus dos estaciones que, por otra parte, «suelen ser muy malos» y que «esconden a pesar de la obligación de trasparencia que tienen todos los organismos públicos». Tampoco dispone de los resultados de las estaciones privadas que, según el colectivo, presentan peores balances que las públicas.

El mapa de la contaminación

Tras revisar los datos que sí están disponibles, Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecologista, ha realizado un recorrido por las principales localidades asturianas para ver la calidad del aire.

Pontigo explico que la alarma en Oviedo sigue con el benceno tanto por los picos puntuales que alcanza como por las mediciones a 24 horas. Esta estación cuenta con los peores datos de España, «contaminación que el Principado conocía y oculto durante décadas». La alerta por este mismo hidrocarburo se extiende a Avilés, aunque sus mediciones son más bajas.

En el caso de las micro partículas las de menos de 2,5 micras, las PM2,5 de las que hay muy pocas estaciones controlando y son las mas peligrosas de las partículas que pueden llegar al torrente sanguineo, según la Coordinadora, el problema se centra en Siero, Langreo, Gijón y Oviedo. Las mediciones más altas son las sierenses. Carreño y Mieres no tienen mediciones continuas, en tiempo real. Pero los ecologistas sospechan, al comprobar que las mediciones a 24 horas son muy altas, que han registrado fuertes picos que el Principado no está facilitando.

El panorama no es más alentador con las partículas de menos de 10 micras, las PM10. Superan los niveles máximos aconsejados para la salud en Siero y Oviedo, tanto por los picos alcanzados como las medias diarias. En Carreño y Tineo el balance es igual de negativo con los análisis a 24 horas.

Más críticas

Frente a estos datos, Pontigo coloca la actitud del Gobierno regional. «Mientras tanto la Consejería de Fomento niega la gravedad del problema de que supone la contaminación del aire para la salud, a pesar de que el propio Principado acaba de publicar este año el Estudio Calidad del Aire y Salud en Asturias con un detallado informe epidemiológico que es concluyente en cuanto el impacto en la salud de la contaminación y sus picos».

Comentarios

La contaminación continúa disparada donde el Principado riega