Asturias reclama al PP que suprima el copago farmacéutico

El consejero del Busto denuncian que los planes del Gobierno van «en contra de la equidad del sistema y castiga a las personas más vulnerables»

El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto.El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto
El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto

Redacción

El Gobierno del Principado rechaza de plano los confusos planes del Gobierno del PP de aumentar el copago farmacéutico. La medida anunciada y después desmentida a medias por la propia ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha causado malestar en la Administración asturiana porque se ceba contra los colectivos más débiles. El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha asegurado que «va en contra de la equidad del sistema sanitario, limita el acceso de las personas a los fármacos que precisan en función de su nivel de rentas y supone un castigo a las personas más vulnerables que, a menudo, son mayores y pensionistas». Del Busto, por el contrario, ha emplazado a la ministra a acabar con el copago, derogando el decreto de abril de 2012 que cambia el modelo de sanidad y que exige un esfuerzo económico mayor a la ciudadanía. Recuerda que, además, resulta más gravoso para las personas con mayor carga de enfermedad, que, con demasiada frecuencia, coinciden con los grupos sociales de menor renta.

 El consejero asturiano ha defendido «el acceso universal y gratuito a los servicios sanitarios públicos» financiado con impuestos porque considera que es «la forma más justa de respetar el derecho a la protección de la salud y a la asistencia sanitaria sin discriminación económica». Del Busto precisa que ese derecho sanitario también incluye el acceso a los medicamentos.

 La Consejería de Sanidad del Principado aboga por otro modelo de gestión diferente al que defiende el ministerio. Del Busto considera que el objetivo en materia de política farmacéutica no es gastar menos «sino garantizar que cada persona tenga acceso al medicamento que necesite, independientemente de su nivel de rentas». «Y en eso nos afanamos diariamente, pese a los obstáculos que suponen medidas como las impulsadas por el Gobierno de Mariano Rajoy», ha concluido.

Los datos parecen dar la razón a este posicionamiento. Cuatro años después de que el PP aplicara el copago sanitario de los fármacos a los jubilados, con el objetivo de ahorrar y mejorar el acceso a nuevos productos, nada parece haber cambiado. Asturias gasta otra vez casi la misma cantidad que en 2012.  Si bien los primeros años el gasto sanitario se contrajo, en 2016, el efecto ha quedado diluido. En 2011, el anterior a la probación, en los 11 primeros meses del año, el gasto a través de recetas en Asturias ascendió a 291 millones de euros. Justo un año después, en plena implantación, la cifra cayó a 248 millones. En este 2016, ha vuelto a remontar y ya roza los 245 millones de euros. El importe es similar y, curiosamente, el número de prescripciones es inferior. Entre enero y noviembre de 2012, los facultativos habían firmado 22,2 millones de recetas. En ese mismo periodo, en 2016, la cifra es de 19,8 millones. Los precios, por tanto, parecen haber subido.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Asturias reclama al PP que suprima el copago farmacéutico