Javier Fernández se felicita porque la despoblación se asuma como «problema de Estado»

El presidente destaca en la conferencia de autonomías que Francia es un modelo contra el declive demográfico

Javier Fernández
Javier Fernández
Agencias

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, se ha mostrado hoy satisfecho del resultado de la Conferencia de Presidentes celebrada en el Senado al considerar que la despoblación se ha asumido como un problema de Estado y un fenómeno decisivo para el futuro del país.

«Hoy ya podemos decir que la cuestión demográfica, que ya era un problema de Estado, ahora se ha asumido como un problema de Estado», ha destacado Fernández en una rueda de prensa al término de la cumbre autonómica.

Fernández destacó que la preocupación por el declive demográfico era compartida por toda una serie de comunidades, entre las que además de Asturias, citó a Galicia y a Aragón, y de manera singular en el noroeste peninsular e hizo énfasis en que el envejecimiento de la población en estos territorio sólo tenía parangón Japón. No explicitó qué tipo de medidas se adoptarán para poner remedio a esta circunstancia, en la que señaló que influye todo tipo de variables, aunque sí apuntó que Francia podría servir como modelo de referencia para frenar el descenso de población.

El presidente asturiano, junto al de Castilla y León, Juan Vicente Herrera plantearon en el marco de la conferencia y ante el presidente del Gobierno la necesidad de establecer un «modelo estable de energía» (en referencia a la tarifa eléctrica; y también de «apoyo a la minería autóctona», una cuestión que plantearon personalmente a Rajoy y que fue tratada en el debate de presidentes.

Además, el presidente asturiano ha valorado también que se haya aceptado institucionalizar la Conferencia de Presidentes para que se reúna al menos una vez al año.

«Es una buena noticia con independencia de las relaciones bilaterales de cada comunidad autónoma con el Gobierno de España», ha señalado Fernández, quien también ha destacado el acuerdo para comenzar a estudiar la reforma del sistema de financiación autonómica.

El presidente asturiano no quiso valorar la detención del que fuera secretario general de UGT en Asturias, Justo Rodríguez Braga en el marco de una operación de la Guardia Civil por un presunto fraude en los cursos de formación del sindicato ya que, según señaló, acababa de recibir la noticia después de haber transcurrido la jornada en el seno de la conferencia de presidente. Tampoco quiso hacer valoraciones sobre el debate de las primarias en el PSOE, ya que encabeza la gestora del partido, señalando que en este día sólo quería posicionarse como presidente de Asturias.

Comentarios

Javier Fernández se felicita porque la despoblación se asuma como «problema de Estado»