La falta de relevo médico en Asturias se agrava

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Un estudio de CCOO revela el fuerte descenso en el número de residentes desde 2010. Medicina Comunitaria  y Familiar es la disciplina más mermada. Enfermería sí que ha mejorado el reemplazo

26 ene 2017 . Actualizado a las 14:19 h.

El sábado 28 de enero de miles de licenciados se enfrentarán al temido examen del MIR, la prueba que hay que pasar para convertirse en residente y acceder al sistema sanitario público español. Esos jóvenes graduados conforman el grueso del relevo generacional de la actual plantilla médica. Un estudio elaborado por Comisiones Obreras (CCOO) alerta de la preocupante reducción en la oferta de plazas desde el año 2010, de la temeraria falta de planificación del Ministerio de Sanidad y del riesgo que supone para la red pública. Aunque el análisis es común a toda España, el trabajo tiene datos por comunidades. El Principado tendrá este año 30 residentes menos que en 2010. La sangría ha sido paulatina. De haber mantenido la oferta de plazas que tenía hace siete años, habría conseguido formar a 137 especialistas más. La situación es especialmente sangrante en Medicina Comunitaria y Familiar. Por el contrario, en Enfermería las cifras han repuntado.

Alejandro González, de la Federación de Sanidad de CCOO, señala que el problema será grave en 10 años, cuando la actual generación de médicos tenga que jubilarse. Alerta de lo que pasará, sobre todo, en Atención Primaria, donde colgarán la bata alrededor del 40%. Si se esperan dificultades en el área central, para la zona rural podría ser aún peor. «No solo hay que conseguir que los residentes se queden cuando terminen su formación, es que necesitamos más residentes», argumenta. No entienden cómo han podido quedarse sin ellos unidades de Primaria en hospitales como el de Mieres.

El informe

El número de plazas de residencia en Asturias tanto para Medicina como para Psicología, Química, Biología o Física ha ido descendiendo a medida que la crisis azotaba con más fuerza. Esa tendencia parece haberse invertido por primera vez en 2017. De las 175 que estaban habilitadas en 2010 cayó hasta las 138 de 2016. Este ejercicio hay un ligero repite y se llega a 145. No obstante, el Principado cuenta con más plazas habilitadas, lo que sucede es que el ministerio no las saca todas a concurso.