Podemos Asturies se reclama heredero de la «ruptura destituyente» de Álvarez-Cascos

La formación morada presenta su documento de cara a Vistalegre reclamando mayor autonomía de los territorios frente a la dirección

Francisco Álvarez-Cascos
Francisco Álvarez-Cascos

Redacción

Podemos Asturies ha remitido su documento, de carácter provisional, al debate que se celebrará en el cónclave de Vistalegre el próximo mes de febrero. Bajo el título de «Una nueva mayoría: Estrategia para ganar un país», el texto apuesta por una profunda descentralización de la estrategia, tanto política como comunicativa, de la formación morada, en la que la agrupación asturiana reclama independencia para decidir sobre alianzas electorales, que se dé un mayor altavoz a las actuaciones autonómicas en el ámbito estatal y en el que reivindica un modelo propio de actuación --combinada en las protestas sociales y en las instituciones-- que juzga mucho más efectiva que la mantenida por el partido a nivel nacional especialmente después de las dos últimas convocatorias de comicios generales. El documento --firmado por el secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa, Julio César Iglesias, Jara Cosculluela, David González-- reivindica además el nacimiento y estrategia de la escisión del PP protagonizada por Francisco Álvarez-Cascos con Foro Asturias como precedente de «ruptura destituyente» frente al «régimen» que, en su opinión, ha dominado la política asturiana en las últimas décadas con un pacto tácito entre PP y PSOE pero al que también suman, tangencialmente, a Izquierda Unida.

De hecho, el documento de Podemos Asturies recupera la teoría del «pacto del duernu» esgrimida por Álvarez-Cascos en el año 2011, un acuerdo que «lo habrían alcanzado (José Ángel Fernández) Villa por el PSOE y el popular Gabino de Lorenzo, referente de la derecha que convirtió Uviéu en la -corrupta- Valencia del Norte». El texto, compara la victoria de Cascos en 2011 con la alcanzada el año pasado por Donald Trump en Estados Unidos porque «como en Asturies, la alternativa 'progresista' demócrata se encontraba crecientemente desconectada de los sectores de población que la habían apoyado tradicionalmente. Sin ilusión por la candidatura de Hillary Clinton, no es extraña su pérdida de millones de votos que caminan hacia la abstención» (aunque lo cierto es que Clinton se impuso en el voto popular por más de 3 millones de votos, y en 2011, Foro logró la victoria en escaños pero el PSOE fue el partido más votado) y señala que Cascos se impuso en áreas de Asturias con fuerte tradición industrial al igual que, con el magnate norteamericano, «la clase obrera de estados industriales como Michigan, Ohio, Pennsylvania y Wisconsin verían en Trump una esperanza para mandar un mensaje contundente ante la falta de respuestas de Obama para la crisis económica que habían sufrido durante años».

Además afirma que el gobierno de Cascos se encontró con un «profundo cierre de régimen contra Foro», en el que habrían participado diversos medios de comunicación, desde la prensa escrita «a los telediarios de la televisión pública RTPA (que seguía dirigida por el PSOE y el PP, y a cuyos trabajadores Cascos había dejado de pagar las nóminas)».

Las tesis de Podemos Asturies sostienen que «Foro Asturias había señalado -que no creado- la entidad de un espacio transversal definido por diversas oposiciones desarticuladas», y definen al partido casquista como «la primera traslación transversal y anti-régimen que se beneficiaba del ciclo 15M». Aunque lo cierto es que en el programa La Mañana de la Cope, el 16 de marzo de ese año, Álvarez-Cascos definió a los manifestantes del 15M como «marionetas de Rubalcaba».

Fraude en la Junta Electoral

En su relato, el documento detalla el declive del Ejecutivo de Cascos y su progresiva pérdida de apoyo entre el electorado, en su opinión, izquierdista que le había apoyado en los comicios hasta llegar a un adelanto electoral en el que fue superado nuevamente por el PSOE en voto popular aunque, esta vez, también en escaños. Podemos Asturies se refiera a la pugna ante la Junta Electoral por un escaño en disputa por la circunscripción occidental como un fraude: «Un polémico escaño en disputa en la pequeña circunscripción occidental cambiaría de manos foristas al PSOE tras incluir la Junta Electoral un saco de votos de emigrantes latinoamericanos sin sellar. El voto emigrante sería primero anulado, pero posteriormente aceptado de manera sorpresiva».

«Una nueva mayoría. Estrategia para ganar un país» define el nacimiento y estrategia de Podemos Asturies (que entró en el parlamento autonómico con 9 escaños) como heredero de esa «ruptura destituyente» planteada en primer lugar por Foro al ser pero con mayor éxito al estar vinculada con numerosos colectivos sociales y movilizaciones ciudadanas. Y se presenta también como principal elemento de fracción con el «régimen» que se habría repartido el poder en Asturias, con Oviedo para el PP a cambio de Gijón y el gobierno asturiano para el PSOE. Cita además un estudio de los politólogos Jorge Galindo y Kiko Llaneras para señalar que «lo más llamativo [...] de Podemos es su transversalidad en Asturies. Allí logra muchos votos del centro e incluso del centro-derecha. Más incluso que el PSOE o Ciudadanos. Resulta ilustrativo el hecho de que el Podemos asturiano esté obteniendo, según el propio CIS, casi tantos apoyos de ex-votantes del PSOE como del FAC de Álvarez-Cascos y de UPyD».

En todo caso, el documento señala que «hay una diferencia sustancial: Foro nace de Álvarez Cascos y es apoyado por una parte del gran empresariado asturiano y sectores de viejas élites culturales asturianas, ocupando ese espacio transversal 'de arriba a abajo'. En cambio, el proyecto que se materializa en Podemos ocupa ese espacio 'desde abajo'».

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Podemos Asturies se reclama heredero de la «ruptura destituyente» de Álvarez-Cascos