¿Tiene Asturias un problema de contaminación?

JUAN M. ARRIBAS REDACCIÓN

ASTURIAS

Héctor Piernavieja y al fondo Ovidio Zapico
Héctor Piernavieja y al fondo Ovidio Zapico J.L.Cereijido

El Gobierno lo niega «rotundamente» y afirma que se ha reducido a la mitad en la última década. Podemos asegura que la región registró hace unos días los peores datos de Europa. El Principado ha incoado 29 expedientes sancionadores en dos años. La oposición critica el mensaje «triunfalista» de la consejera

02 feb 2017 . Actualizado a las 17:06 h.

¿Tiene Asturias problemas de contaminación? El debate político en la Junta ha evidenciado dos posturas contrapuestas. Mientras el Gobierno ha negado «rotundamente» que el Principado sufra problemas de polución, ha asegurado que la polución se ha reducido a la mitad en la última década y ha denunciado un alarmismo injustificado, tanto Podemos como Ciudadanos e IU han criticado el mensaje «triunfalista» de la consejera de Medio Ambiente y han acusado a Belén Fernández negar y esconder los problemas.

La consejera se ha apoyado en los datos para negar «rotundamente» que en Asturias haya un problema «global» de contaminación. Belén Fernández estima que las cifras indican que la contaminación ha mejorado en los últimos años y ha acusado a la oposición de generar un «alarmismo injustificado», al utilizar los datos de forma sesgada. La titular de Medio Ambiente ha exhibido el conjunto de las 915 inspecciones y actuaciones de vigilancia realizadas en el año 2016. De ellas 373 fueron relacionadas con el control de la calidad del aire y en total se incoaron 29 expedientes sancionadores en los dos últimos años.

Fernández ha indicado que desde el Principado se reconoce que «hay problemas» pero ha insistido que se concentran en zonas y enclaves específicos y muy concretos. Fernández ha vuelto a arremeter contra la manipulación de los datos de la polución. «No es ético ni responsable», genera «desasosiego» y consolida una imagen «negativa» que no ayuda «a la marca Asturias ni al turismo», ha argumentado. Según Fernández, las industrias «emiten lo que la normativa europea les autoriza», son «un pilar» del desarrollo económico aunque, ha admitido, «nunca serán neutras para el aire».