La Generalitat guarda documentos del Consejo Soberano de Asturias y León

Varios particulares y la Federación Socialista Asturiana han reclamado al gobierno catalán archivos procedentes de los 'papeles de Salamanca'


Redacción

La polémica de los llamados 'papeles de Salamanca' --documentos incautados por los franquistas al término de la Guerra Civil que se guardaban en la ciudad castellana y que fueron reclamados por la Generalitat catalana-- protagonizó intensamente el debate político en la década pasada. Terminó con el traslado de muchos documentos de origen catalán a la comunidad demandante y abrió un proceso judicial de reclamaciones de particulares que se vieron afectados. Uno de ellos fue Policarpo Sánchez, de la asociación Salvar el Archivo de Salamanca, que ha denunciodo que alrededor de 400.000 documentos se encuentran «de forma indebida e ilegítima» en poder de la Generalitat de Cataluña. Entre ellos se encuentran varios de origen asturiano, muchos propiedad del partido socialista --que durante la guerra estableció una agrupación provisional en Barcelona-- y también del Consejo Soberano de Asturias y León, el órgano de gobierno provisional que se constituyó cuando Asturias quedó aislada del resto de los territorios de la república durante el conflicto.

El Consejo Soberano --que emitió su propia moneda, los 'belarminos', envió representantes a la Sociedad de las Naciones y nunca fue reconocido por la república-- se asentó después de la caída de Asturias en Barcelona donde expedió fundamentalemente «documentos de la comisión liquidadora, son las cuentas del consejo soberano», explicó Policarpo Sánchez. En la actualidad el palacio de Toreno en Oviedo guarda los muebles del despacho de Belarmino Tomás, el presidente del consejo, que se utilizan en actos protocolarios. Todos estos documentos, según explicó Sánchez fueron trasladados por error a Cataluña «pero pertenecen al pueblo asturiano, son además de un tiempo muy complicado, documentos de los evacuados que luego irían al exilio a Francia o México».

El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca entregó este martes en la Delegación del Gobierno en Castilla y León las 63.829 firmas recogidas para reclamar estos documentos. En el proceso legal, según explicó, recibió el apoyo de la Junta General del Principado que emitió una resolución votada por unanimidad para reclamar estos papeles de origen asturiano. Pero aún no hay sentencia, «la estartegia de la Generalitat fue abortar prematuramente la demanda, pero el tribunal reconoció mi derecho a presentarla y entonces entregaron toda una serie de documentos, al estudiarlo vimos que faltaban al menos 32 cajas, que están localizadas, y esos son los que reclamamos ahora».

Según explicó Sánchez, el origen de estos papeles, singularmente los reclamados por la FSA, está en la entrada de las tropas franquistas en Asturias en 1937. «Por Gijón y Avilés hay un éxodo masivo hacia Francia de republicanos que luego desde allí vuelven a entrar en España por Cataluña. Muchos se quedaron en Barcelona hasta el final de la guerra y, de hecho el PSOE asturiano crea una 'Agrupación de socialistas asturianos refugiados en Cataluña' que genera una gran cantidad de documentos». Policarpo Sánchez denunció que la Generalitat ha puesto todo tipo de trabas para la devolución de documentos que no son de propiedad catalana por motivos políticos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Generalitat guarda documentos del Consejo Soberano de Asturias y León