El HUCA se compromete a eliminar las demoras de más de 6 meses antes de junio

Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

El gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, en el atrio del HUCA.El gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, en el atrio del HUCA
El gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, en el atrio del HUCA

El nuevo gerente del área IV asegura que bajo su mandato no se ha cometido ninguna irregularidad con las listas de espera. Hevia está preocupado por la percepción que pueden tener los pacientes

10 feb 2017 . Actualizado a las 14:30 h.

Asegura el nuevo gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, que el periodo de traslado y adaptación al nuevo HUCA ha concluido, así que ahora, dos años y medio después, toca llevar al centro a las cotas de excelencia asistencial que le corresponden. Aunque no le gusta hablar de ránkings, sí reconoce que han atravesado momentos difíciles. Para resolverlos cuenta con un equipo de dirección solvente y se trae entre manos unos proyectos que pretenden revertir la situación. Al margen de su filosofía de gestión, Hevia ha adquirido compromisos concretos. Le preocupan, en primer lugar, las listas de espera en Atención Especializada. Su prioridad es eliminar la demora quirúrgica de más de seis meses antes de junio. Es decir, tiene tres meses por delante para conseguirlo. Al mismo nivel está su inquietud por la demora que registran las consultas de especialistas y las pruebas diagnósticas. En este terreno no ha ofrecido fechas concretas, pero ha reconocido que tienen que hacer algo porque es «especialmente preocupante», ya que son pacientes que no encuentran ningún diagnóstico. 

No va a ser fácil. Además del gran número de enfermos y profesionales, Luis Hevia va a tener que lidiar con la denuncias por irregularidades en la gestión de las listas de espera que desde hace meses afectan al Servicio de Salud del Principado (Sespa) y al área IV, más en concreto. El gerente ha asegurado que durante su mandato no se ha cometido ninguna infracción de modo consciente, aunque ha precisado que siempre puede haber incidencias atribuibles a errores del sistema. Ha explicado que las denuncias, entre ellas las de Podemos por haber colado a dos altos cargos del Gobierno, no son ciertas y que se está siguiendo el modelo establecido paso a paso. Ha reconocido que está preocupado, sobre todo «por la percepción infundada que puede llegar a los pacientes, cuando en el fondo estas declaraciones no tienen un fondo asistencial».

Otros retos

Al margen de la lista de espera, Hevia y su equipo tienen en mente otras dos prioridades. La primera es de carácter organizativo y supone impulsar las unidades de gestión clínica, con un modelo con el que ya funcionan, por ejemplo, el área de Corazón, el de Pulmón o Neurociencia. Su idea es retomar este sistema y sacar más contratos, que dotan de más autonomía y recursos a los especialistas, para que la asistencia alcance ese nivel de excelencia que se persigue.