Carcedo afirma que el Gobierno buscará un «consenso» sobre financiación autonómica

La concejera de Hacienda aboga por buscar alianzas con comunidades del noroeste y elogia la labor de Javier Fernández al frente de la gestora del PSOE

Dolores Carcedo
Dolores Carcedo

Redacción

La consejera de Hacienda y Sector Público del Principado de Asturias, Dolores Carcedo, asegura que el Ejecutivo del socialista Javier Fernández defenderá con «voz única» el acuerdo que se alcance con grupos parlamentarios y agentes sociales en Asturias para lograr un modelo de financiación autonómica que atienda al «coste real» de los servicios. Ese es el compromiso de la consejera que recuerda que, además de la labor de análisis y propuesta del grupo de expertos, habrá una negociación política en la que se defenderán los intereses de Asturias desde el «consenso» alcanzado con las demás fuerzas representadas en la Junta General.

Así lo ha dicho, en una entrevista concedida a Europa Press, en relación con las críticas del PP sobre la fórmula de designación del catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Oviedo Carlos Monasterio como miembro del comité de expertos que tendrá que elaborar una propuesta sobre la reforma del modelo de financiación autonómica. Los 'populares' pedían un acuerdo parlamentario similar al que alcanzado en Galicia con el catedrático de la Universidad de Vigo Santiago Lago.

En este sentido, Carcedo incide en que el Principado propuso su nombre por ser un profesional «de reconocido prestigio que tiene un gran conocimiento sobre la materia» y añade que tras la propuesta de expertos «se entrará en la parte política, con un comité técnico de evaluación permanente y el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde se decida el nuevo modelo de financiación autonómica». «Será a partir de la mesa de análisis y evaluación que tenemos constituida en la comunidad, en la están representados todos los grupos parlamentarios, desde donde vayamos a defender los intereses de Asturias y los criterios que mejor representen el coste real de los servicios públicos», ha resaltado.

Junto a Carlos Monasterio también formará parte del comité de expertos el exconsejero de Hacienda del Principado Jaime Rabanal, en representación de Castilla y León. «Trabajé con él y tengo muy buena opinión. Es una persona con un conocimiento práctico muy importante», ha señalado la actual consejera asturiana de Hacienda, estimando que las propuestas de Rabanal podrían ir «en la línea que defiende Asturias».

Coincidencias entre comunidades

Carcedo considera que tanto Asturias como Castilla y León como otras comunidades del noroccidente, como Galicia o Cantabria, tienen intereses y circunstancias similares que les harán defender criterios parecidos y pueden dar «más fuerza» a sus planteamientos. En concreto, explica que para el Principado es clave una mayor ponderación de variables que influyen en el coste de los servicios que se prestan como la población equivalente o protegida, la dispersión, el envejecimiento, los costes fijos, la orografía y las economías de escala. Igualmente, el Principado aspira a un mejor cálculo de la capacidad normativa y una urgente reforma del sistema fiscal, al tiempo que cree fundamental que se impulse el Fondo de Compensación Interterritorial.

«Es el debate más importante que vamos a tener porque estamos hablando de la financiación de nuestros servicios públicos fundamentales. Casi el 76% de los presupuestos autonómicos son ingresos que vienen del sistema de financiación. Nos jugamos mucho y vamos a tener que darlo todo», señala. Por otra parte, la consejera se ha referido a la petición de comunidades autónomas como Andalucía o Comunidad Valenciana de condonación de préstamos contraídos con el Estado para pedir que, si se atiende esa petición, se pongan sobre la mesa «criterios claros».

Así, teniendo en cuenta que Asturias es una de las que menos ha recurrido al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y una de las que mejor cumple los objetivos de déficit, deuda y gasto, Dolores Carcedo sostiene que «si va a haber alguna condonación de deuda, no debe limitarse al FLA y tendrá que buscarse un criterio de reparto en el que Asturias no salga perjudicada».

Javier Fernández y el PSOE

La consejera de Hacienda sostiene que Javier Fernández ha logrado que el PSOE entre en una etapa de «calma y reflexión». «Ha hecho una labor importante en estos meses para calmar la situación interna del partido de manera que la persona responsable de la Secretaría General se lleve a cabo en un ambiente «sin crispación». «Hace un buen trabajo, que no es fácil», remarca. Al respecto, recuerda que ya desempeñó esa función hace años en Asturias cuando, tras ganar la Secretaría General de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) a Álvaro Álvarez en 2000, consiguió «unir» al partido en el Principado.

La número dos de la lista socialista en las últimas elecciones autonómicas considera que no existe división entre dirigentes y militantes del PSOE. «La militancia no está tan lejos del pensamiento de los dirigentes, aunque haya militantes que sí. No se puede generalizar. El PSOE es un partido vivo y con debate interno que, tal vez, se retrasó mucho y por eso ahora sea tan intenso», argumenta mientras pide «respeto» para abordar cualquier discrepancia entre compañeros.

Para Carcedo, Javier Fernández es también «un buen secretario general» de la FSA-PSOE. «Me gustaría que siguiera siéndolo», reconoce añadiendo, no obstante, que el Congreso y las Primarias tienen su procedimiento y sus tiempos, por lo que no cree oportuno adelantar acontecimientos.

Acuerdos en Asturias

La consejera de Hacienda considera que la pluralidad parlamentaria con gobiernos en minoría implica «cesiones y concesiones de todos». «En el Congreso el PP ha cambiado y lo ha hecho rápido. Igual que le pasa al Gobierno de Asturias, al no tener mayoría no hay otra forma para poder sacar iniciativas que negociar y buscar acuerdos», apunta.

Carcedo, que diferencia entre el debate parlamentario y las relaciones institucionales reconociendo un «diálogo fluido» entre el Principado y el Gobierno central pese a existir «discrepancias y tensiones evidentes», considera que las concesiones no se limitan al Ejecutivo o al grupo que lo sustenta sino que debe extenderse al resto de partidos para lograr acuerdos. «Si las cámaras son plurales lo que está claro es que todo el mundo tiene que hacer cesiones y concesiones para flexibilizar posturas. Creo que eso siempre es bueno», sostiene.

En este sentido, admite que el Gobierno asturiano «intensificó el diálogo» con el PP cuando vio que «no había posibilidad de alcanzar acuerdos» para sacar adelante los presupuestos de 2017 con Podemos, pese a existir «más afinidad programática, al igual que con IU».

«Estaríamos obligados a entendernos pero Podemos basa su política en la confrontación y el desacuerdo permanente con el Gobierno de Asturias», lamenta, señalando que es una estrategia «muy poco útil para los ciudadanos».

Y es que, según Carcedo, para que Podemos pueda pasar de las protestas a propuestas que permitan cambiar las cosas «tiene que ser capaz de negociar, de hacer cesiones y concesiones, y de flexibilizar sus planteamientos».

Con todo, cree que «hay posibilidad de buscar puntos de encuentro y el Gobierno de Asturias va a seguir ofreciendo la mano tendida para negociar con seriedad». «Pero si lo que buscan es enredar que no cuenten con el Gobierno porque no estamos para enredos ni juegos permanentes», ha advertido.

Comentarios

Carcedo afirma que el Gobierno buscará un «consenso» sobre financiación autonómica