Los hijos también son de los padres

Más de 12.000 firmas respaldan en el Principado que los jueces apliquen de forma sistemática la custodia compartida. Asturias sólo concede esta medida en el 20% de los casos, una cifra por debajo de la media nacional


Redacción

La Asociación de Padres de Familia Separados de Asturias ha recogido más de 12.000 firmas, en apenas seis meses, para respaldar una iniciativa legislativa popular encaminada a lograr que la custodia compartida de los hijos, tras la consumación de un divorcio, sea incorporada como una medida habitual en los tribunales de justicia. A diez días de que se cierre el plazo que se han marcado para presentar las cerca de 500.000 rúbricas que confían que se conseguirán reunir, dentro de una campaña de ámbito nacional, el presidente de la asociación en el Principado, Luis Manuel López, espera que su movilización sirva para invertir la tendencia actual y convencer a los jueces, que se muestran algo reticentes, para que comiencen a aplicar este tipo de medidas de manera sistemática.

 «Actualmente, los juzgados asturianos están concediendo una media de un 20 % de custodias compartidas; una cifra que se sitúa por debajo de la media nacional, si bien poco a poco parece que están siendo un poco más receptivos a fallar a favor de las custodias compartidas cuando las parejas así lo solicitan», corrobora el presidente.

El 70% de las firmas proviene de mujeres

La campaña se puso en marcha el verano pasado y hasta el momento está transcurriendo a buen ritmo. A Luis Manuel López no le ha cogido de sorpresa comprobar que, en un 70% de los casos aproximadamente, las firmas recogidas provenían de mujeres. Asegura que es muy habitual escuchar las quejas de abuelas o tías paternas que no pueden ver a sus nietos o sobrinos sólo porque sus hijos o hermanos se han divorciado y los jueces le han dado la custodia en exclusiva mayoritariamente a las madres y se entristecen al ver a sus hijos desanimados ante la impotencia de no poder acceder a la custodia compartida.

«Hay  que tener en cuenta que cuando los dos cónyuges están en el mercado laboral, en muchas ocasiones, los abuelos son los que casi siempre hacen las labores de canguros y van a buscar o a llevar a los niños al colegio, les atienden, les dan de comer y los padres sólo ven a sus hijos por la noche y de repente, debido a un divorcio, los abuelos se ven privados de ver a los nietos», explica.

 Separados de facto, conviviendo de hecho

La asociación que preside tiene entre sus principales objetivos buscar la verdadera igualdad entre los cónyuges en los procesos de separación y divorcio, primando siempre el interés superior del menor. Luis Manuel López defiende a ultranza la aplicación de la custodia compartida, ya que estima que es «un traje adaptado a cada familia y el niño, de esta manera, no pierde a ningún progenitor».

La crisis económica también ha tenido una gran influencia en el nuevo modelo de vida familiar donde, según comenta Luis Manuel López, cada vez se dan más situaciones de cónyuges que viven bajo el mismo techo, aunque mantienen vidas independientes, «bien porque no pueden asumir el pago de la hipoteca, a los abogados o procuradores o porque no tienen medios personales», explica.

«Los padres no estamos sólo para pagar»

La asociación se muestra partidaria de que todas las localidades con un volumen de población importante dispongan de un juzgado especializado en materia de Familia de forma exclusiva. «No es lógico que en Asturias sólo haya juzgados especializados en Oviedo y Gijón y no lo haya en Avilés, por ejemplo», expone López. El presidente lamenta que los representantes del Gobierno regional tampoco hayan mostrado más empatía y sensibilidad hacia el colectivo a la hora de emprender cualquier iniciativa relacionada con la materia. «Tuvimos una reunión con el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y nos pusimos a su disposición para abordar estos temas. Nos dijo que ya nos llamaría y aún estamos esperando», lamenta.

Los casos de separación o divorcio suelen ser, en ocasiones, traumáticos y la asociación busca minimizar todos los daños emocionales posibles, de ahí que incida en que los hijos no deben ser nunca utilizados como armas arrojadizas. «La figura paterna no está sólo para pagar. En un juicio de divorcio es frecuente que los jueces den la custodia a la mujer sólo por ser la madre y, sin embargo, los padres tengamos que demostrar que somos buenos padres. Es inadmisible. Los hijos son de los dos», asevera.  

Valora este artículo

26 votos
Comentarios

Los hijos también son de los padres