«Pido autonomía para que en Asturias decidamos qué hacer con la convergencia»

El coordinador de IU mantiene su apuesta por la confluencia con Podemos a pesar de que los morados hayan hecho un balance crítico de la coalición de las elecciones de junio

El nuevo coordinador de IU Asturias, Ramón Argüelles
El nuevo coordinador de IU Asturias, Ramón Argüelles

Redacción

Ramón Argüelles se alzó con la victoria en las primarias en las que fue elegido coordinador de IU de Asturias con una apuesta clara por la convergencia con otras fuerzas políticas. Pero pasado el debate de presupuestos y también el cónclave de Vistalegre, Podemos Asturies realizó un análisis muy crítico con los resultados de la coalición en los comicios de junio y también reclamó mayor autonomía para decidir sobre una alianza electoral que se fraguó a nivel estatal. Argüelles sigue apostando por la convergencia con varias fuerzas de izquierda y por tender puentes aunque destaca que esa confluencia no debe confundirse con una disolución. 

--Fue un candidato con una clara apuesta por la confluencia, pero Podemos Asturies se ha mostrado muy crítico con la alianza de junio, no quiere repetir y ha reclamado y conseguido, autonomía para decidir sus propios acuerdos ¿qué le parece?

--Siempre hablamos de trabajar por la confluencia pero no sólo con Podemos, parece que estamos obsesionados, hay más fuerzas en la izquierda a las que debemos dirigirnos. Aún es muy pronto para hablar todavía de lo que vamos a hacer en el futuro. Sí se debe respetar la identidad de cada partido y de cada región. En Asturias tendremos que decidir los militantes de IU pero una confluencia con más actores. Queremos una estrategia de tender puentes para que no nos pase como con los últimos presupuestos, para que el PSOE no termine por echarse en los brazos del PP.

--En su balance, Podemos Asturies distinguía la actitud de la organización respecto al grupo parlamentario de IU, señalando además a Gaspar Llamazares.

--Sí es verdad que hubo situaciones complicadas en una época en la que esta dirección no estaba; y es verdad que el grupo parlamentario pudo haber quedado un poco abandonado pero desde el momento en que se recompuso la dirección, y es una dirección que vino a sumar porque te recuerdo que mi número dos fue el segundo candidato más votado en las primarias, hay una comunicación directa con el grupo parlamentario. El odio y el amor es cosa de dos, si es verdad que las relaciones fueron tensas en el pasado sería culpa de los dos. Lo que sí nos proponemos ahora es tender esos puentes para que sean más las cosas que nos unan que las que nos separen. Pero esto tiene que depender, otra vez, de dos.

--Les han recriminado que, al menos en Asturias, han sido una «muleta del PSOE».

--Izquierda Unida, de los más de 20 presupuestos que se llevan aprobados, participó casi en el 80% o 90% y los negoció para que fueran presupuestos de izquierdas. Dejó su huella e incluso participó en gobiernos porque para nosotros lo importante es que al final eso se traslade al ciudadano. No hay que confundir ser la muleta de nadie con que Asturias no tenga presupuestos. Al final es muy cómodo no tomar decisiones y no mojarse pero quien lo paga son los ciudadanos. Nosotros estamos dispuestos a sentarnos y a negociar con quien haga falta, con el PSOE, con Podemos, con quien sea para que los asturianos puedan mejorar su situación. Y eso no es ser una muleta. Es preferible una negociación a decir, no yo jamás aprobaré un presupuesto. No se puede decir eso, porque entonces ¿a quién estamos representando? Otra cosa es que se quiera vender esa idea de que IU es una muleta del PSOE, no. Será una muleta, en todo caso, de los asturianos que la necesiten. Es tan malo aprobar cualquier presupuesto como no aprobar ninguno. Y si dicen eso, sentémonos, yo les emplazo ya a sentarnos para hablar del presupuesto del año que viene.

--Uno de sus diputados, Ovidio Zapico se mostró muy molesto con esas declaraciones. Y señaló que si ya probablemente entre la militancia de IU haya crecido también ahora la reticencia a ese pacto.

--Bueno, es verdad que Ovidio está en una corriente que no cree en las políticas de convergencia. Pero si queremos que haya una mayoría de gobierno izquierdas, no sé de qué manera se hará, pero no podemos ser islas. ¿Significa eso diluirse? No. Izquierda Unidad de Asturias nunca va a perder su personalidad, ni sus siglas, ni su identidad. Llevamos muchos años y con mucha y muy buena gente trabajando para que ahora seamos la segunda fuerza municipal de Asturias y en ayuntamientos muy importantes. Ese camino, si lo hacemos bien, va a ir in crecendo. Nuestra realidad es la nuestra y vamos a decidir entre todos lo que vamos a hacer. Respeto la opinión de Ovidio, como respeto cuando Gaspar aboga también por otras cosas pero no nos engañemos, nuestra preocupación tiene que ser IU. Porque a veces parece que hablando de Podemos y confluencias perdemos un poco el norte de lo que realmente es importante: trabajar para que la sociedad asturiana sea mejor gracias a IU. Las opiniones, como digo, son todas respetables, pero esperemos a que los órganos democráticos decidan lo que se vaya a hacer y yo lo único que pido es que se acate lo que la mayoría decida. Nada más, en IU nos caracterizamos por tener mucha pluralidad, eso no es malo, es bueno, pero cuando hay que tomar decisiónes hay que acatar a la mayoría.

--Ha habido críticas de militantes después de que Alberto Garzón comentara que no le importaba que confundieran si era de IU o de Podemos.

--Creo que después Garzón trató de explicarlo, lo que pasa es que no sé si lo consiguió. De todas formas, yo personalmente estoy orgulloso de que la gente me reconozca por la calle como coordinador de IU de Asturias y muchos concejales, muchos alcaldes, la gente que trabaja con nosotros están orgullosos de IU y de lo que representa. ¿Eso quiere decir que tenemos que estar solos y que somos los mejores del mundo? No. Tenemos que ir con los tiempos pero sin perder lo que tenemos y lo que somos, eso seguro.

--¿Cree que llegado un momento podría plantear un conflicto entre IU de Asturias y la dirección federal por ese asunto?

--Espero que no, pero la realidad de Asturias no la podemos obviar. No es la misma situación que tenemos aquí; la representación parlamentaria que tenemos con 5 diputados, con concejales en casi todos los municipios, que en otros territorios. Nuestra federación es muy potente y lo que tenemos que hacer es preservarla y mejorarla. Si lo que dice la federal está de acuerdo con lo que pasa en Asturias, de acuerdo, y si no, pido autonomía para que en Asturias decidamos lo que tenemos que hacer. Igual que la ha pedido Podemos también. A lo mejor no hace falta ir en las mismas listas para poder converger o para hacer un programa, o negociar un presupuesto de izquierdas, converger no significa diluirse uno en otro, ni estar en la misma lista. Se trata de poner políticas en común y obligar en este caso al gobierno a que las haga, o investir a un presidente con las fuerzas más votadas de la izquierda sin estar diluidos, puede haber muchas formas de converger. Pero si cada uno vamos por libre y cada uno somos una isla, al final ¿quién es el que aglutina todos los votos? El Partido Popular, lo vemos aquí, al final el beneficiado de la división de la izquierda es el PP.

--Ha puesto el ejemplo de los presupuestos, en esa negociación IU reclamó una «mesa tripartita» pero Podemos optó por encuentros bilaterales con el PSOE.

--A nosotros, a esta dirección, nos tocó ya ese proceso casi en su final, apenas pudimos participar porque coincidió con nuestras elecciones pero sí quisiera hacer hincapié en que no nos puede volver a pillar el toro en este sentido y por parte de IU, por lo menos, estamos dispuestos a sentarnos cuando tenga que ser para que esta situación no se vuelva a dar. Por lo menos intentarlo. Tenemos que abrir un debate sobre fiscalidad, porque no puede ser que se muera un pariente tuyo, te deje 300.000 euros en el banco y no tengas que pagar nada, eso es injusto. Tenemos que hacer políticas de impuestos proporcionales para poder mantener unos servicios mínimos esenciales para poder atender a la gente más desfavorecida. El que tiene dinero con la crisis mejora, el que no tiene nada, ese es por el que tenemos que mirar. A Podemos yo ahora lo veo como un compañero de viaje y me gustaría poder llegar a acuerdos con ellos que sean ambiciosos porque sé que de esa manera el PSOE no se va a echar en brazos del PP y así Asturias podría tener un presupuesto de verdad de izquierdas. A ver lo que piensa Podemos.  

Comentarios

«Pido autonomía para que en Asturias decidamos qué hacer con la convergencia»