Patronal y Principado lamentan que Rajoy obviara el Transcantábrico en la cumbre con Francia

El presidente de la FADe reclama un plan de conexión portuaria como en el corredor Meditarráneo. La consejera de Infraestructuras señala que el Gobierno se desentiende de obras estratégicas para Asturias

El tren Transcantábrico a su paso por Luarca
El tren Transcantábrico a su paso por Luarca

Redacción

En la cumbre celebrada el pasado lunes en Málaga, el presidente del gobierno español Mariano Rajoy y el presidente francés François Hollande hablaron de impulsar las conexiones entre ambos países por dos ejes, el Mediterráneo y el Atlántico, señalando respecto a ese último que se impulsaría la conexión del AVE por el País Vasco. Se trata de un anuncio que ha sido bien recibido por parte tanto del Principado como de la patronal asturiana pero ambos han remarcado que en ese encuentro entre ambos mandatarios no se abordó una infraestructura vital para el noroeste como es la conexión de los puertos de la cornisa cantábrica por vía férrea, el tren transcantábrico.  «Lo que quedó fuera», señaló el presidente de la Federación Asturiana de Empresario (FADE), Alberto González, «es la conexión de los puertos de Galicia, Asturias y Cantabria con el eje ferroviario número 4 que va de Irún, en el País Vascos a Leixões, en Portugal».

El presidente de la patronal asturiana destacó que la reclamación de los empresarios es que esa infraestructura se fije como «prioridad de inversión que, de momento, no está». En este sentido, destacó que, a diferencia con el Corredor Mediterráneo «que se adapató para que que en todas las provincias de Cádiz a Lérida fuera tocando todos los puertos», en el caso del Noroeste esa conexión «no ocurre». Además recalcó que el Corredor Atlántico no es tanto una iniciativa del Gobierno central sino de la Unión Europea.

El proyecto

El proyecto del corredor transcantábrico pretende mejorar de forma exponencial la comunicación por vía férrea entre las comunidades del norte de España; se trata de una iniciativa incluida dentro del Plan Director de Infraestructuras y Movilidad para Asturias (PIMA) en el año 2015. El proyecto exige la colaboración de las comunidades implicadas (Galicia ya ha manifestado su interés por impulsarla) junto al Ministerio de Fomento. Además su inclusión en el Corredor Atlántico le permitirá optar a recibir fondos de financiación europeos. En su momento se planteó como una alternativa al AVE del Cantábrico. La ventaja es que supone un coste menor (de entre 2.300 y 3.300 millones de euros) y tiene también un impacto ambiental más pequeño que el AVE del Cantábrico (que se elevaría hasta los 8.000 millones). El 20% de los tráficos totales del sistema portuario español se concentra en el Noroeste, pero el corredor ferroviario transcantábrico adolece de muchas carencias que se arrastran desde el siglo pasado. El proyecto apuesta por desdoblar la vía en varios tramos, conectar con el ancho europeo en el País Vasco, y completar el electrificado de la vía (que en la actualidad es sólo el 45% de los 717 kilómetros).

El compromiso de Rajoy y Hollande fue el de acometer ya obras para adecuar el trazado ferroviario entre San Sebastián y la frontera con Francia para que pueda acoger tráficos de trenes de Alta Velocidad. Un tercer carril en la vía convencional entre Astigarraga e Irún de manera que, una vez que esté concluida la 'Y' vasca, --el AVE que unirá las tres capitales vascas--, los trenes podrán continuar a Francia a través de Irún. Según informó el Gobierno español, Francia considera prioritario acometer obras en el trazado de su red entre Burdeos y Dax, «para que el AVE llegue en unos años».

Desinterés con Asturias 

En este sentido, la consejera de Infraestructuras del Ejecutivo asturiano, Belén Fernández, que ese compromiso «supondrá acortar distancias hasta el corredor europeo, y eso siempre es bueno para el noroeste y consiguientemente para Asturias» pero lamentó que hubiera quedado fuera de las conversaciones «reforzar la dimensión marítima del corredor atlántico». Algo que para Fernández pone de relieve el «desinterés político del gobierno de España con proyectos que son estratégicos para Asturias».

La consejera indicó que el propio coordinador del Corredor Atlántico ha puesto de manifiesto que la conexión con los puertos es «deficitaria» y que se trata además de una reivindicación de las comunidades del noroeste que mejoraría la cohesión territorial del Estado. «Esas apuestas políticas ayudarían a lograr avances del corredor Palencia-León-Gijón, con la esperada apertura de la variante de Pajares como primer gran hito, y a recuperar la autopista del mar entre ambos países, a través de Gijón y Nantes», señaló Fernández. En este sentido, la consejera lamentó que «parece haberse ignorado» que se trata de un proyecto de «obligada presencia en el encuentro» y que arrastra «inciertas perspectivas de futuro» pese a su demanda.  

Comentarios

Patronal y Principado lamentan que Rajoy obviara el Transcantábrico en la cumbre con Francia