El Principado reconoce que el plan del lobo no se está aplicando de forma eficiente

La consejera de Desarrollo Rural asegura que el censo de cánidos crece en Asturias pero bajan los daños que provocan

Un lobo en el cercado de Belmonte
Un lobo en el cercado de Belmonte

Oviedo

«El lobo en Asturias no está en regresión, sino todo lo contrario», ha afirmado la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, que ha incidido en que, a pesar de esa evolución, los daños que provocan han bajado de forma clara en los tres últimos años. En su opinión, hay que revisar plan de gestión del lobo que no se está aplicando de forma eficiente y eficaz.

Álvarez ha dado respuesta así a la interpelación que la diputada de IU María José Miranda ha realizado en el pleno de la Junta General del Principado sobre los daños provocados por la fauna salvaje. Tras condenar la exhibición de seis lobos muertos -«una muestra de odio y ensañamiento con los animales que nada tiene que ver con el control de la especie»- la diputada de IU ha asegurado que hay un desequilibrio entre lobos y ganado. 

Según los datos aportados por la consejera, el pasado año se contabilizaron 39 grupos familiares, dos más de los que había tres años antes, pero que entre 2012 y 2016 los expedientes por daños de lobos se redujeron un 21% y las indemnizaciones un 28%. Álvarez ha destacado que Agroseguro ha constatado la misma tendencia en el caso de los lobos, situación que también se está viendo con los daños provocados por el jabalí, aunque no así con los osos, que aumentan por la clara recuperación de la especie.

La titular de Desarrollo Rural ha incidido también en que el Principado tiene al día el pago de los daños provocados por los lobos y cuenta con una partida suficiente para evitar este año los retrasos que la falta de dinero se sucedieron el pasado año. Frente a los 850.000 euros que había en el presupuesto del pasado año para afrontar el pago de daños, este año las cuentas regionales han reservado una partida de 1,8 millones de euros. Pese a estas cifras, la consejera ha asegurado que no puede decirse que el problema del lobo esté resuelto, pero sí que no puede hablarse de un alarmante incremento de los daños. Lo que sí ha dicho que es preocupante es que la especie haya aparecido en zonas donde hasta ahora era infrecuente su presencia.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El Principado reconoce que el plan del lobo no se está aplicando de forma eficiente