Educación rebaja la ratio de alumnos para mantener los conciertos en varios concejos

La consejería aplica ese criterio en Villaviciosa, Valdés, Pravia o Lena. La proporción en Gijón y Oviedo baila un estudiante arriba o abajo. El consejero dice que el recorte de unidades es ineludible

.Un aula vacía
Un aula vacía

Redacción

El consejero de Educación, Genaro Alonso, ha insistido en varias ocasiones en que el recorte de unidades concertadas en Asturias es ineludible. Lo ha dicho tanto en sede parlamentaria como fuera. Sin embargo, el Gobierno del Principado ha flexibilizado las ratios de alumnos en varios concejos. Así lo muestra la resolución de 8 de marzo publicado en el Boletín Oficial del Principado (BOPA), que determina la relación media de estudiantes por profesor que necesitan justificar los colegios para recibir la subvención pública y mantener la gratuidad de su oferta.

El documento muestra que se han reducido las exigencias tanto en Villaviciosa como en Valdés, San Martín del Ray Aurelio, Pravia, Navia, Mieres, Lena, Langreo o Corvera. En cambio, se han endurecido en algunas zonas muy concretas. Ese ha sido el caso de Ribadesella o Siero. En Oviedo y Gijón, las ratios varían apenas un alumno arriba o abajo. Por ejemplo, en Gijón, no tocan los requisitos de Primaria y queda en 21 estudiantes por docente. En Secundaria baja de 23 a 22 y en Infantil también se reduce, de 21 a 20. En Oviedo, se ponen duros en Primaria, donde se eleva de 21 a 22, pero a cambio pasan de 21 a 20 en Infantil, y de 23 a 22 en Secundaria. En Avilés, por ejemplo, es menos exigente en Infantil (de 19 a 17) pero mantiene los requisitos en Primaria y Secundaria. Estas son las modificaciones con respecto al 2013, el último año en el que se había realizado el proceso y en el que también se había fijado un número mínimo.  

Esto supone que el titular de cada colegio que quiera renovar o pedir por primera vez un concierto educativo tendrá que mirar la ratio fijada para el concejo en el que se asienta. El centro está obligado a tener una relación media de estudiantes por profesorado, por cada unidad escolar, no inferior a la que la Administración determine. La resolución publicada ahora en el BOPA completa la ya anunciada el sábado 4 de marzo, que ponía en marcha todo el proceso de concesión de los conciertos educativos que durarán seis años.

La Consejería de Educación, por primera vez, podrá reducir de oficio el número de clases concertadas en un colegio cuando el número de alumnos sea inferior al ratio establecidos o cuando la cifra de matriculados permita concentrar grupos. El único requisito es que existan plazas vacantes en este centro o en otro que permita garantizar la escolarización. Este es el artículo que el Gobierno del Principado introdujo en la resolución que regula el reparto de ayudas públicas. Con este artículo el Ejecutivo asturiano se asegura de que si se producen cambios en este periodo más largo de seis años podrá introducir modificaciones y alterar los conciertos.

La publicación de la resolución supuso el pistoletazo de salida para la renovación de las ayudas, un proceso que siempre genera polémica y tensiones entre defensores y detractores de la red concertada. Los centros privados que quieran renovar las ayudas tienen un plazo de 10 días hábiles, a contar desde el sábado, 4 de marzo, para presentar la solicitud, que será estudiada por una comisión en la que estarán representados los profesores, los padres,la administración educativa, los titulares de los centros y hasta la federación de concejos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Educación rebaja la ratio de alumnos para mantener los conciertos en varios concejos