La Iglesia pierde contribuyentes en Asturias

El número de fieles que marca la casilla en el IRPF desciende en 1.631 personas en el último año. La recaudación baja en 350.000 euros, un tercio del total nacional

Casilla de la Iglesia en la declaración de la renta
Casilla de la Iglesia en la declaración de la renta

Redacción

La Iglesia pierde adeptos en Asturias. Al menos esta es la principal conclusión que se extrae del análisis de los datos de recaudación de la institución en la declaración de la renta. Las últimas cifras disponibles, correspondientes al año 2015, señalan que en el Principado desciende tanto el número de personas que marcan la casilla como la recaudación total de la Iglesia. A pesar de ello, el 32% de los contribuyentes de la región escogen esa opción, una cifra ligeramente inferior a la registrada en el conjunto del país.

Las cifras de Asturias destacan por la pérdida de fidelidad que suponen para la Iglesia católica. En 2015, la Conferencia Episcopal recibió 5.023.518 euros procedentes de la declaración de la renta de los asturianos, 350.941euros menos que el ejercicio anterior. Además, también se redujo el número de personas que decidieron marcar la casilla para que su aportación se destinase a la institución católica. De los 166.797 de 2014 se pasó a los 165.166 de 2015. El porcentaje respecto al total descendió casi medio punto porcentual, al pasar del 32,47% al 32,04%.

Además, la caída del número de personas que muestran su apoyo a la Iglesia católica marcando la casilla en su declaración de la renta no es puntual, ya que es una constante desde 2011. Desde ese ejercicio, el número de contribuyentes ha descendido de forma paulatina pero constante. En cuatro años -entre 2011 y 2015-, el descenso ha sido de 5.257 personas. En cuanto a la recaudación se han producido leves altibajos, pero se ha mantenido constante en los 5,3 millones. La caída más importante se ha producido entre 2014 y 2015, el último año del que se tienen datos, hasta dejar la cifra en poco más de 5 millones.

El último ejercicio tampoco ha sido bueno económicamente para la Iglesia en el conjunto de España, ya que según los datos de la Conferencia Episcopal, la recaudación total en España cayó en más de un millón de euros, de ellos, un tercio en Asturias. Eso sí, hay importantes diferencias por comunidades autónomas, ya que en nueve se ha producido un incremento del número total de declaraciones a favor de la Iglesia católica y en ocho se ha producido un incremento del porcentaje de la asignación. 

DATOS NACIONALES

La Iglesia recaudó 249,1 millones de euros en la declaración de la renta de 2016, correspondiente al IRPF de 2015, un millón menos que en la campaña anterior -cuando fueron 250,2 millones-, aunque ha aumentado en 55.841 el número de declaraciones a favor, pasando de 7,29 a 7,34 millones, así como el porcentaje, que se eleva del 34,7% al 34,9%. 

Evolución de la recaudación de la Iglesia por IRPF
Evolución de la recaudación de la Iglesia por IRPF

El vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, ha achacado en parte la caída de la recaudación a través de la casilla de la Iglesia a la rebaja fiscal. «Cuando llegó el gobierno de Rajoy se estableció un recargo fiscal que fue, no sé si oportunamente o no, retirado en 2015, una rebaja importante que ha supuesto una merma de la cuota íntegra que hemos declarado», ha explicado.

En cualquier caso, se ha incrementado el número de declaraciones a favor de la Iglesia y, teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, la Conferencia Episcopal calcula que 9 millones de contribuyentes marcaron la X en la última campaña de la renta. Además, un 60% de los asignantes de la Iglesia católica marcaron simultáneamente la casilla de Fines Sociales, frente al 54% del año anterior.

Giménez Barriocanal ha destacado el «apoyo incuestionable» de la sociedad española por este aumento en el número de declaraciones a pesar de los «errores» que han cometido algunas personas dentro de la Iglesia. «Estamos agradecidos a todos los contribuyentes que, al margen de opiniones concretas, al margen de errores y de cosas graves que a veces hacen personas dentro de la Iglesia, como todos, saben separar una cosa de la otra y confían en la labor de tantas miles de personas que está dándose por los demás», ha subrayado.

Por comunidades autónomas, donde más se marca la casilla de la Iglesia es en Castilla-La Mancha (48,8%), Extremadura (46,8%) y La Rioja (46,3%); mientras que Canarias (28,3%), Galicia (27,3%) y Cataluña (19,7%) se sitúan a la cola en porcentaje de asignantes. En cuanto a la recaudación, las más importantes son Madrid (72,3 millones de euros), Andalucía (33,4 millones), Cataluña (30,5 millones) y Comunidad Valenciana (20 millones).

No a la fiscalización

Sobre la fiscalización de la asignación del 0,7% del IRPF a la Iglesia católica, que reclamaron cinco consejeros del Tribunal de Cuentas, propuestos por el PSOE, a través de dos votos particulares presentados al programa de fiscalización para 2017, Giménez Barriocanal considera que no es necesaria porque la asignación tributaria no es ni una partida presupuestaria ni una subvención. «Presentar fotocopia de las transferencias, lo podemos hacer, pero presentar una fotocopia del pago de una determinada compra, sinceramente, creo que no merece la pena», ha precisado.

A su juicio, el sistema de rendición de cuentas que ya realiza la Iglesia a través de su memoria anual es «mucho más exigente» de lo que sería esta fiscalización y es «lo que quieren los ciudadanos».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La Iglesia pierde contribuyentes en Asturias