La fiscalía ultima la acusación de la ramificación del «caso Aquagest» en Corvera

La investigación en Asturias se ciñe a la piscina de Corvera con una docena de imputados


Oviedo

La trama del agua en Corvera llegará a juicio en los próximos meses. La fiscalía ultima en estas semanas su escrito de acusación, solicitado en septiembre por el juez, contra los doce imputados por la adjudicación y la gestión irregular de obras en la piscina de Las Vegas. El documento estará listo en los próximos días, probablemente antes de que acabe este mes de marzo, según fuentes cercanas a la fiscalía. La instrucción ha dependido del juzgado número 3 de Avilés, aunque por el camino (comenzó en el año 2013) ha perdido a la juez original, Elena González, que ahora ocupa otra plaza en Oviedo. Su trabajo, en todo caso, es la base de los indicios acumulados contra la docena de políticos, técnicos y empleados de Aquagest a los que apunta la investigación. El caso, sin embargo, ha quedado circunscrito al ámbito municipal de Corvera cuando, en algunos momentos, pareció apuntar al centro de las prácticas de la empresa de aguas en Asturias. La juez llegó a pedir documentación a una 30 de ayuntamientos y a encausar por cohecho impropio a 19 políticos asturianos que habían recibido regalos de la empresa.

A Joaquín Fernández, el exvicesecretario de comunicación del PP asturiano y expresidente del partido en San Martín del Rey Aurelio que simultaneaba eso cargos con un trabajo comercial en la empresa del grupo Agbar, y a su superior directo, Henry Laíño, situado en el centro de la trama que investiga la operación Pokemon en Galicia, les gustaba tener detalles con los alcaldes y concejales que podían decidir sobre la adjudicación de contratos a los que aspiraban. Pagaron un viaje del PP de Coaña a A Coruña, visitas de políticos populares y socialistas a las sedes de la empresa en Barcelona y Madrid que incluían entradas para partidos de fútbol, e invitaciones a fines de semana en el balneario de Las Caldas para los representantes públicos y sus parejas. La juez consideró acreditados todos esos gastos y de ellos dedujo la existencia de indicios racionales de delito, pero se encontró con que las infracciones habían prescrito. Se cometieron en los años 2009 y 2010 y la investigación comenzó en 2013, superado el plazo de tres años durante el que habría podido perseguirlas.

Fernández y Laíño son el nexo con la trama de Corvera, donde el ayuntamiento desembolsó una partida de 135.000 euros para unas obras nunca realizadas en la piscina climatizada de Las Vegas. La instrucción considera que en su manejo hubo presuntamente cohechos, estafa y blanqueo de dinero. Entre los imputados, además de Fernández, Laíño y otros dos empleados de Aquagest, están el exalcalde Luis Belarmino Moro, elegido en la lista del partido local USPC, y quienes fueron sus concejales de Hacienda y Urbanismo: Ana Toro (USPC) y Luis Solares (elegido en la lista del PP, aunque ha abandonado el partido). También dos representantes de ASIA, otra formación independiente de la comarca de Avilés: los hermanos Elena y Miguel Ángel Villalba. Miguel Ángel, fundador del partido, fue concejal en Avilés y Elena, en Corvera. La instrucción acusa a la familia de participar en la falsificación de facturas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La fiscalía ultima la acusación de la ramificación del «caso Aquagest» en Corvera