Ciudades asturianas conectadas al planeta

Cinco ayuntamientos del Principado se suman al apagón ecologísta que pretende luchar contra el cambio climático


Oviedo

Cinco municipios asturianos se suman a La Hora del Planeta, la campaña de lucha contra el cambio climático impulsada por la ONG ecologista WWF España. Esta medida pretende que, durante unas horas, distintos lugares del mundo apaguen las luces de sus edificios emblemáticos.

224 ciudades españolas han querido formar parte de este apagón global que se celebrará el 25 de marzo, de 20:30 a 21:30 horas. Asturias participa a través de los municipios de Oviedo, Gijón, Avilés, Siero y San Martín del Rey Aurelio. Cada uno de ellos ha seleccionado varios espacios característicos de su entorno para llevar a cabo la protesta; con la excepción de Avilés, que colaborará aportando únicamente la casa consistorial. Gijón ha escogido desde lugares abiertos como la plaza Mayor o la plaza del Marqués; a los Jardines del Náutico y diversas calles. Por su lado, Oviedo se queda con emblemas del arte asturiano y prefiere escenificar su protesta en la plaza de la Catedral, la iglesia de San Juan del Real o el monumentos del Sagrado Corazón de Jesús. En Siero se ha optado por las instituciones, de manera que el ayuntamiento y el edificio de urbanismo verán sus luces apagadas. En cuanto a San Martín, prima la variedad desde la plaza Ramón y Cajal al castillete del pozu y otros ambientes significativos.

El lema «El planeta primero. Que nadie te pare» ha conseguido que la campaña cuente ya con la mitad de capitales de provincia inscritas. A pesar de esto, WWF continúa pidiendo a las ciudades que se unan al movimiento y que inciten a la sociedad a participar en la iniciativa. Cataluña es la comunidad española que posee mayor número de ayuntamientos apuntados, con un total de 47. La sigue Andalucía con 45, y la Comunidad Valenciana con 24.

WWF ha propuesto además una serie de posibilidades de las que disponen las poblaciones para convertirse en «aliadas del clima». Así, se ha referido a la mejora de la movilidad urbana, al uso de criterios de eficiencia energética en la compra pública o la sustitución de las bombillas, en los distintos ayuntamientos, por otras más eficientes.

«El simple gesto de apagar la luz una hora se ha convertido en todo un símbolo de la lucha contra el cambio climático», gracias a esta iniciativa que nació en Sidney en 2007. Tanto es así que La Hora del Planeta es ya la mayor campaña contra el cambio climático en la que todos los años participan 172 países además de 7.000 ciudades. Su influencia a través de las redes sociales tiene gran importancia con cifras que superan los 2.2000 millones de impactos.  A todo ello, hay que sumar los 4.400 individuos, que se han apuntado de manera voluntaria, además de 114 empresas y 97 entidades.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ciudades asturianas conectadas al planeta