El pufo de Villa Magdalena también llega al Principado

El gobierno asturiano autorizó un gasto de casi 400.000 euros para afrontar los intereses de demora del justiprecio fijado por el jurado de expropiación

Villa Magdalena

Redacción

Probablemente nadie lo sabía entonces pero el 19 de septiembre de 1997 fue una fecha que marcó para siempre el futuro de Oviedo, en concreto el de sus arcas municipales. Aquel año, cuando aún se contaba en pesetas, el Ayuntamiento regido por el hoy delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, inició la expropiación forzosa del palacete de Villa Magdalena por un precio muy inferior por el reclamado por la propiedad. Lo que siguió fueron décadas de de recursos y apelaciones a distintas instancias judiciales hasta el que fallo definitivo dejó hipotecado el presupuesto de la capital asturiana: más de 60 millones de euros que, como no se han cansado de repetir los actuales dirigentes del tripartito que gobierna la ciudad, han puesto en un serio compromiso la capacidad económica del consistorio. Pero el gasto de todo el episodio de Villa Magdalena para el dinero público no se ha limitado a las fronteras del concejo ovetense, también ha alcanzado a la administración del Principado.

En concreto, el pasado 30 de diciembre, el Consejo de Gobierno autorizó un gasto (y hay que leerlo con detenimiento) «para hacer frente al pago de intereses de demora en la fijación del justiprecio por el Jurado de Expropiación del Principado de Asturias del expediente de expropiación forzosa de parcela sita en Avenida de Galicia denominada Villa Magdalena, Oviedo». ¿A cuánto asciende lo pagado? La respuesta ha llegado de la mano de una pregunta parlamentaria planteada por la diputada popular Emma Ramos, y la contestación de la Consejería de Infraestructuras es tan concisa como demoledora: 392.822,98 euros.

Esa cantidad de casi 400.000 euros hay que sumarla a los pagos impuestos por los tribunales por la expropiación en el municipio de Oviedo. En este 2017, Oviedo tendrá que abonar 32 millones de euros por Villa Magdalena, y una cantidad similar en el futuro hasta completar la deuda. Pero es que en este mismo ejercicio, al caso de la villa se ha sumado también la obligación para el consistorio de abonar otra treintena de millones por la deuda del Calatrava. Juntos han sumado 62 millones como una losa en las cuentas municipales de este año hasta el punto de comprometer la estabilidad presupuestaria y las inversiones sociales.

Comentarios

El pufo de Villa Magdalena también llega al Principado