Asturias intensifica la lucha contra la avispa asiática

Desarrollo Rural anuncia un aumento de los recursos para facilitar la retirada de nidos y una nueva línea de ayudas para los productores de miel afectados

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez. La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez
La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez

Oviedo

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha anunciado que su departamento va a incrementar los recursos para luchar contra la expansión de la avispa asiática en la región y a establecer una línea de ayudas para los apicultores afectados. La titular de Desarrollo Rural ha hecho este anuncio al ser preguntada sobre este asunto en el pleno de la Junta General del Principado por la diputada de Foro Carmen Fernández, que ha advertido de que en dos años la presencia del avispón asiático o negra se habrá extendido a todos los municipios y que provocará «daños irreversibles».

Álvarez ha defendido la actuación que está llevando a cabo su departamento y ha anunciado que la estrategia se va a potenciar con el fin de incrementar la capacidad de instalación de trampas, tal y como reclaman los apicultores. La consejera ha asegurado también que se va a mejorar el sistema de información, aumentar los recursos para la retirada de los nidos de esta especie con la implicación de la Federación Asturiana de Concejos y que se establecerán líneas de ayudas para los productores de miel afectados.

En cuanto a la incidencia que esta especie está teniendo en la producción, ha afirmado que la Consejería lo desconoce porque los apicultores no informan de si ha bajado y si los posibles descensos obedecen sólo a la presencia de la avispa asiática. Álvarez ha negado también que los apicultores se ven obligados a retirar los nidos o que haya un convenio con el Cepesma para hacerlo con el apoyo de drones ya que ese trabajo lo están haciendo los bomberos, en zonas urbanas, y la guardería rural.

Datos complementarios

Algunos expertos calculan que la avispa asiática está invadiendo a un ritmo de unos 50 kilómetros al año la zona norte del país, una voraz especie que captura entre 25 y 50 abejas diarias. La especie invasora genera importantes perjuicios al sector apícola, dado que acaba con las colmenas en poco tiempo; daña la biodiversidad y crea alarma social porque muchos de los nidos están en entornos urbanos. En España, la presencia de este insecto se confirmó por primera vez en 2010 y en la actualidad se ha extendido por Galicia, La Rioja, Asturias, Castilla y León, las Baleares, Cataluña, País Vasco y Cantabria.

Actualmente, la lucha se desarrolla básicamente en los colmenares, ya que las abejas son una parte importante de la dieta de la avispa asiática. En general, se hacen trampeos en primavera para capturar reinas (lo que evita el desarrollo de los nidos que comienzan a crecer en esa época), y cuando la intensidad de ataque en los colmenares es alta (agosto y septiembre) se realizan trampeos de obreras. Pese a que no existe una estimación económica de los daños producidos, pero la avispa asiática tiene un alto componente social por la alarma que genera en la población la presencia de muchos nidos en los entornos urbanos y, aunque no tiene un comportamiento agresivo hacia las personas, se han dado casos de picaduras. Los principales enemigos naturales de la Vespa velutina, el nombre científico de la avispa asiática, son las aves y mamíferos silvestres, como el abejaruco, el halcón abejero y el tejón

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Asturias intensifica la lucha contra la avispa asiática