El fraude fiscal se duplica en Asturias en tres años

El Principado cifra el desfalco en impuestos propios durante el año pasado en 63 millones

La consejera de Hacienda, Dolores Carcedo
La consejera de Hacienda, Dolores Carcedo

Oviedo

La consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, ha asegurado que Asturias ha registrado un fraude fiscal en impuestos propios de 63 millones de euros en 2016, lo que supone un 91% más del registrado en 2013.

Así lo ha anunciado en una respuesta parlamentaria al diputado de Podemos Enrique López, quien le preguntó por el impacto del fraude fiscal en la región. López, después de advertir de que «más de 5.500 millones de euros se encuentran sumergidos en Asturias», ha reclamado a la consejera que incremente «de forma inmediata» los recursos humanos en la inspección de tributos con nuevas contrataciones.

Por su parte la consejera ha explicado que en Asturias se está realizando un «buen trabajo» contra el fraude fiscal que será reforzado también con funciones preventivas.

Reproche a IU

Por otro lado, y después de que el portavoz de IU, Gaspar Llamazares afirmara que la rebaja del Impuesto de Sucesiones supondrá una merma en los servicios públicos, Carcedo ha rechazado este extremo, y ha afeado al diputado que diga que «una decisión puntual en un impuesto pone en riesgo la prestación de servicios». «Ustedes hablaron de rebajas fiscales en otros impuestos, no puede decir que el Gobierno pierde legitimidad para reclamar recursos en la Financiación Autonómica, porque Asturias ha ejercido siempre una política fiscal responsable», ha aseverado.

Sobre el impuesto de Sucesiones, ha defendido que después de 30 años de vigencia requiere ser «adaptado» aunque sigue considerando que es un impuesto «necesario» dentro del sistema tributario. Por su parte, Llamazares ha recriminado a la consejera que haya modificado un tributo de manera «regresiva», disminuyendo «de manera dramática» la recaudación.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El fraude fiscal se duplica en Asturias en tres años