Los pediatras preguntarán a los niños de 10 y 13 años si han probado el alcohol

Efe REDACCIÓN

ASTURIAS

MARCOS MÍGUEZ

Asturias exporta a toda España una guía de prevención del consumo a edades tempranas. El programa aprovecha el plan de revisiones

30 mar 2017 . Actualizado a las 19:57 h.

Un equipo multidisciplinar integrado por profesionales asturianos ha desarrollado la primera Guía de prevención del consumo de alcohol en edad pediátrica que se va a implantar en la sanidad pública española. Se trata de un trabajo promovido por la Consejería de Sanidad que ayudará a pediatras y enfermeras de Atención Primaria a identificar a menores de 14 años que toman bebidas alcohólicas y así poder intervenir cuanto antes. El director general de Salud Pública, Antonio Molejón, y el gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), José Ramón Riera, han presentado hoy este programa junto al sociólogo Antón González, la psiquiatra Susana Tardón y el presidente de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria, Ignacio Pérez Candás. La citada asociación es una de las entidades que ha colaborado en la guía junto con la Sociedad de Enfermería Familiar y Comunitaria, la Sociedad de Psicólogos Clínicos de Asturias y la Fundación Educativa Universidad de Padres, informa la Consejería.

En Asturias, la edad de inicio del consumo se sitúa en torno a los 14 años y este programa pretende ser una herramienta eficaz para prevenir esos comportamientos a edades incluso más tempranas. Para ello, se evaluará el riesgo en dos momentos importantes del plan de revisiones pediátricas: a los 10 y los 13 años, para preguntar a los niños si han bebido alcohol alguna vez o si tienen amigos que lo han hecho.

Estas revisiones tienen una amplia cobertura y normalmente son las últimas en que los menores sanos acuden a la consulta de manera voluntaria. Además, los estudios señalan que los adolescentes y jóvenes prefieren que los consejos y la información sobre este problema procedan precisamente de los profesionales sanitarios. Los materiales, que se distribuirán en todo el sistema, ofrecen criterios de actuación en el caso de que se detecten situaciones de riesgo. También incluyen información sobre los recursos disponibles, así como un glosario de términos sobre drogas con distintas recomendaciones.