Educación se plantea cerrar más unidades en la pública que en la concertada

El consejero anuncia su intención de suprimir 27 clases en Infantil y otras 17 en Primaria. Genaro Alonso precisa que la cifra será provisional hasta que no se sepa la matrícula

El consejero de Educación, Genaro Alonso, en la tribuna de la Junta General.El consejero de Educación, Genaro Alonso, en la tribuna de la Junta General
El consejero de Educación, Genaro Alonso, en la tribuna de la Junta General

Oviedo

El consejero de Educación y Cultura de Asturias, Genero Alonso, ha anunciado que su departamento baraja cerrar el próximo curso escolar 27 unidades de Infantil y 17 de Primaria en colegios públicos de la región, que se sumarían a las 32 unidades que prevé cerrar en la enseñanza concertada. No obstante, el consejero ha señalado que «todo está en estudio y que es una propuesta provisional en ambas redes», por lo que hasta septiembre no se sabrá seguro las aulas que finalmente se suprimirán como consecuencia de la caída demográfica.

En respuesta a interpelaciones del diputado de Foro Pedro Leal, y David González Medina, del PP, en la Junta General del Principado, el titular de Educación ha incidido en que, aunque «hay que ser prudentes y no lanzar mensajes alarmistas, la realidad es dura y no hay que disfrazarla». Ha explicado que su departamento ha tratado de suavizar la dura realidad demográfica que se da actualmente y que las decisiones adoptadas son fruto de una «trabajo serio y concienzudo de planificación que trata de mantener el mayor número de unidades en ambas redes, que »para nada responde a una ataque a los centros privados«.

En el caso concreto de la concertada, la propuesta de la Consejería de Educación pasa por cerrar 16 unidades en Educación Infantil, siete en Primaria, siete en Secundaria y dos en ciclos de grado superior de Formación Profesional (FP), cierres que afectarían a 43 de los 70 centros privados que tienen conciertos. Según el consejero, han sido flexibles en esta red y que por eso so se han tocado unidades en los municipios donde sólo hay un centro concertado, a pesar de no llegar a los ratios mínimos de alumnos, como es el caso del colegio San Rafael de Villaviciosa, el Santo Domingo de Navia y el José García de Luarca. Ha incidido en que esta reducción no supone ningún ataque al derecho de elección de centro, que es un derecho relativo, porque sobre él prevalece el deber de la administración de planificar. «Si hay plazas suficientes, los padres pueden elegir los centros, pero el único deber de los poderes educativos es el de asegurar a todos los niños una plaza en educación gratuita y el derecho a la elección de centro queda supeditado a eso», ha añadido.

El titular de Educación ha afirmado que parte de que ambas redes deben coexistir de forma armónica, y que por eso tanto la pública como la privada debe soportar el peso de la caída demográfica brutal de estos años atendiendo a criterios de legalidad, flexibilidad y diálogo. De hecho, ha recordado que en la etapa Infantil de cero a tres años, desde el año 2012 se han perdido 2.469 alumnos, y que desde entonces se han suprimido ya en la red pública 49 unidades de ese ciclo y otras 21 de Primaria, así como 70 en colegios rurales.

Previamente, Leal le había acusado de ocultar las verdaderas intenciones que tenía la Consejería que, en su opinión, ahora »se ha quitado la careta« para dejar ver que su intención es restar alumnos en la red de centros concertados para redirigirlos a la pública. Desde el PP, David González Medina, también ha afirmado que el recorte en la concertada es una decisión que responde a criterios ideológicos y no a ratios de alumnos.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Educación se plantea cerrar más unidades en la pública que en la concertada