La Junta da luz verde a los 23 millones adicionales del techo de gasto

La partida permitirá ampliar la inversión de Asturias hasta un total de 332 millones en gasto social e infraestructuras. La ley recibe el apoyo de todos los grupos menos Podemos que se abstiene

.

Redacción

El Gobierno asturiano dispondrá ese año de 332 millones de euros para inversiones tras haber sido autorizado hoy por el Parlamento asturiano a endeudarse por los 23 millones de euros de más que puede disponer este ejercicio tras haberse elevado una décima el techo de déficit autorizado para 2017.

Estos 23 millones de euros más de endeudamiento se destinarán a gasto social e inversiones en carreteras, infraestructuras educativas y sanitarias que permitirán reforzar la inversión de 310 millones que se recoge en las cuentas regionales de este año.

En concreto, 7,6 millones se destinarán a mejora de carreteras y puertos, otros seis millones a mejoras de centros hospitalarios y educativos, 3,4 millones a la renovación tecnológica de la administración, 3,6 millones a ayudas empresariales, cerca de un millón a financiar obras en pequeños ayuntamientos, 330.000 euros a caminos rurales y 300.000 a iniciativas culturales como el prerrománico.

La ley de autorización de endeudamiento fue aprobada en el pleno celebrado hoy en la Junta General del Principado con el apoyo de socialistas, populares, Izquierda Unida, Foro y Ciudadanos y la abstención de Podemos.

Su aprobación se llevó a cabo sin incorporar la enmienda presentada por Foro, en la que se pedía que se eliminase el artículo dos, que faculta al Ejecutivo a destinar a otras fines las partidas del crédito que no se hubiesen dispuesto ya el 1 de diciembre.

Según la portavoz de Foro, Cristina Coto, se trata de una trampa que responde a la picardía de un Gobierno que, en su opinión, va a poder disponer a su antojo del crédito sin dar explicaciones y sin transparencia.

Este extremo ha sido negado por la consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, que ha asegurado que este crédito se trata de una «fuente de financiación fundamental», que el Gobierno utilizará «con responsabilidad y rigor».

«Exprimimos al máximo y repartimos por todo el territorio la flexibilidad que permite la ampliación del déficit», ha señalado ante el pleno la consejera, que ha incidido en que este crédito puede afrontarse porque la deuda del Principado es una de las más bajas del país.

La popular Emma Ramos, tras criticar al Gobierno por haber tardado cuatro meses en tramitar esta ley, ha puesto de relieve que si ha sido posible aprobarla hoy ha sido gracias a que el Gobierno central flexibilizó el déficit autorizado.

Ramos ha exigido una planificación concreta de las inversiones y un seguimiento que garantice la ejecución íntegra de los proyectos a los que va destinado un crédito que, según ha añadido, «aunque a algunos les parezcan migajas, es fuente de creación de riqueza y empleo».

Por contra, el portavoz de Podemos, Emilio León ha justificado su abstención en que esta ley no propone realmente inversiones ni ahorra recursos porque es el «resultado puro y duro de una décima más del endeudamiento mendigado a Rajoy tras su investidura».

Asimismo, ha afirmado que no se entiende que pretendan ahora endeudarse en 23 millones de euros cuando acaban de pactar una reforma fiscal con el PP que va a costar a los asturianos más de 30 millones.

En términos similares se ha expresado el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, que ha criticado que este incremento destinado a inversiones se vaya a ver anulada por una rebaja del impuesto de sucesiones que ha calificado de injusto.

«Es una inversión pírrica que tiene detrás muchas derrotas, pero merece la pena comprometerse con esta inversión por su orientación», ha afirmado tras destacar que va destinado a equipamientos sociales, infraestructuras o cooperación municipal.

El portavoz de Ciudadanos Nicanor García ha destacado que con este crédito se da «un empujoncito al crecimiento de Asturias» y se permite crear más riqueza y algunos puestos de trabajo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Junta da luz verde a los 23 millones adicionales del techo de gasto