Asturias, campo de batalla de las rosas

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCIÓN

ASTURIAS

La campaña de las primarias socialistas arranca en un ambiente tenso, con modelos enfrentados en la recogida de avales hasta la votacion del 21 de mayo

23 abr 2017 . Actualizado a las 12:42 h.

El debate interno en el seno del PSOE se ha prolongando tanto desde la crisis abierta el pasado 1 de octubre, la ponencia política, los anuncios de las candidaturas, las discusiones sobre nombres y modelos, todas se arrastran desde hace tantos meses que el inicio formal de la campaña (los avales comenzaron a recogerse la semana pasada) parecen la recta final un proceso que apenas acaba de empezar. En el aire está la sensación de que, aunque los socialistas han atravesado momentos de división a la hora de elegir a sus dirigentes, nunca como ahora se había marcado una elección tan polarizada. Por ser precisamente una discusión interna, dentro de un partido en el que teóricamente hay una coherencia ideológica, cada facción usa la descripción de su propuesta para mostrar precisamente lo que no son las las otras. En Asturias además se vivirá de forma especialmente intensa, siendo el presidente del partido y de la comunidad el dirigente de la gestora que ha pilotado los 7 meses de dirección interina; muchos de los miembros del Gobierno autonómicos y diputados del parlamento regional respaldando a Susana Díaz; y la cabeza de lista de los comicios generales por Asturias una de las principales figuras de apoyo a nivel nacional de la candidatura del exsecretario general. En el medio, y también de forma autoconsciente, se han situado los partidarios de Patxi López, como una vía ajena a lo que definen como «choque de trenes».

La esencia y la herencia

La alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández es la cabeza visible de la plataforma de apoyo a Susana Díaz en Asturias. Está anunciada la presencia de la presidente andaluza en el Principado el próximo 13 de mayo, previsiblemente en Gijón; y al igual que en otros territorios, los susanistas asturiano marcaron una exhibición de fuerza en el primer día de recogida de avales: 1.500 en una comunidad con una cifra de militantes que cercana a los 8.000. Fernández apoya a Díaz porque «no tiene complejos, es la esencia de lo que somos y los que nos ha traído hasta aquí». Entre los partidarios de la andaluza hay una reivindicación explícita de la trayectoria y el legado de los gobiernos socialistas del pasado, y buena parte de los miembros de esos ejecutivos, y los expresidentes del Gobierno, la respaldan. Es por eso que la alcaldesa de Carreño aprecia que otras candidaturas ofrecen un modelo de partido que «no sería reconocible, hacernos una copia de otros nos llevaría a un estrepitoso fracaso». Destaca de la andaluza que gobierna una de las comunidades más pobladas del país y a la vez «conoce nuestra casa, el funcionamiento de nuestro partido y lo quiere mejorar». Por eso destaca. en su opinión, la cualidad de poder atraer por igual los apoyos de militantes y votantes «que nos han dado la espalda en algunos momentos». 

El próximo martes en Candás tendrá lugar la presentación de un grupo de «municipalistas con Susana» con la presencia de alcaldes y portavoces municipales en los concejos que no gobienan, en ese acto participará el alcalde de Vigo, Abel Caballero, La alcaldesa de Carreño reprocha a otras candidaturas que «se intente enfrentar a la militancia con las personas que estamos ejerciendo un cargo institucional, yo soy una militante de base de la agrupación de Carreño que tiene el honor de gestionar una ayuntamiento, pero no soy un mirlo blanco, no salí de un árbol, he salido de las bases». En su llamamiento a los militantes apela a que «nos jugamos el respeto con mayúsculas, un proyecto está por encima de los nombres, de los eslóganes y de los 140 caracteres que tiene un tweet». A su juicio, «al otro lado a veces hay muchos complejos y los complejos son el peor enemigo». No pocas veces los partidarios de la presidenta andaluza destacan que podría ser la primera mujer al mando de la Secretaría General del partido (pudo haberlo sido también Carmen Chacón que perdió por la mínima frente a Rubalcaba) y en ese sentido, Fernández señaló que «cuando una mujer entra en política, cambia la mujer, peo cuando muchas mujeres entran en política, cambia la política».