La revisión catastral aflora 4.500 nuevos grandes propietarios en Asturias

Casi 60.000 asturianos declaran tener más de diez bienes inmuebles entre propiedades rústicas y urbanas

R. S. A. B.
Redacción

La revisión catastral llevada a cabo por el Ministerio de Hacienda está arrojando resultados llamativos en Asturias. Desde que comenzaron las inspecciones, en el año 2013, la cifra de grandes propietarios -los que tienen más de diez posesiones entre las zonas rurales y urbanas- se ha disparado hasta casi alcanzar los 60.000, una cifra récord en la región. Las explicaciones a este espectacular incremento son variadas, aunque una de las principales es que Hacienda ha intensificado los controles, una medida que ha obligado a muchos asturianos a regularizar su situación para evitar sanciones.

El Catastro ha puesto en marcha una revisión extraordinaria en todo el país con el objetivo de regularizar la situación de miles de inmuebles. Para ello, ha utilizado tanto técnicos sobre el terreno como medios aéreos (satélites y drones). La principal consecuencia es que ha aflorado un número importante de bienes, pero un análisis de los datos arroja resultados aun más sorprendentes. En Asturias, el número de grandes propietarios, los que tienen más de diez bienes inmuebles, ha aumentado en 4.500 personas desde 2013. Se incluyen ahí fincas sin edificar, establos, galpones, vivienda individual, aparcamiento, bajos comerciales, instalaciones industriales o las controvertidas piscinas de obra, que también hay que declarar. La cifra ha pasado de 54.806 a 59.269 en cuatro años.

La estadística diferencia los inmuebles urbanos de los rurales. Según el Catastro, en Asturias hay 7.053 grandes propietarios de bienes urbanos y 41.343 de inmuebles rurales. La suma de los dos tipos de propietarios es inferior al total porque hay titulares duplicados (puede ser un nuevo titular en rústico y urbano a la vez, pero solo daría uno en la categoría conjunta).

Hay otro dato destacable en el análisis de los resultados de la investigación. Según Hacienda, en Asturias hay 420 propietarios con más de 50 inmuebles urbanos, trece menos que hace cuatro años. La cifra se dispara al referirse a inmuebles rústicos, ya que hay 3.588 con más de 50 bienes, dos menos que en 2013.

El procedimiento

Para hacer su tarea y sacar a flote todas los inmuebles que no estaban regularizados, el Catastro cuenta en toda España con un cuerpo de más de 2.300 trabajadores. Inician el trabajo de campo con fotos aéreas (de drones o de satélite) y supervisiones sobre el terreno. Luego, confrontan la información con la documentación de los ayuntamientos y al detectar el fraude se envía la carta al contribuyente alertándole del inicio del proceso.

Antes de llegar a pagar, se puede alegar. Hacienda sostiene que muy pocos casos han terminado en una reclamación formal. Hay que hacerlo 15 días después de recibir la comunicación con el fraude o infracción detectada. Se puede incluso llegar al Tribunal Económico Financiero. Las principales reclamaciones se producen, por ejemplo, por piscinas hinchables, pérgolas o barbacoas, inmuebles que, debido a las fotos realizadas por los drones, pueden dar lugar a equívoco.

El Catastro únicamente cobra una tasa de 60 euros por cada uno de los inmuebles regularizados -con ello financia el programa de revisión-. El contribuyente deberá luego ponerse al día con los impuestos y, como consecuencia, el importe medio del IBI aumenta en la mayoría de los concejos.

Investigaciones en otros 24 concejos

La campaña de inspecciones finaliza este año, aunque antes de que concluya el plazo desde Hacienda investigarán otros 24 concejos de la región. Una resolución del Ministerio de Hacienda, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 20 de diciembre de 2016, refleja que el procedimiento se aplicará hasta el 30 de noviembre de 2017 en Allande, Aller, Bimenes, Boal, Cangas del Narcea, Carreño, Degaña, Gozón, Grado, Grandas de Salime, Ibias, Illano, Langreo, Mieres, Pesoz, Ponga, Quirós, San Martín de Oscos, San Tirso de Abres, Sobrescobio, Tineo, Vegadeo, Villanueva de Oscos y Villayón.

Comentarios

La revisión catastral aflora 4.500 nuevos grandes propietarios en Asturias