Los grupos acuerdan limitar las comparecencias en la Junta General

La medida pretende agilizar los trámites legislativos. El PP critica el «café para todos» independientemente de los escaños de cada partido


Redacción

Tras una prolongada reunión de la Junta de Portavoces, los grupos con representación en el parlamento asturiano acordaron buscar una forma de agilizar los trámites legislativos después de semanas de acusaciones cruzadas sobre «bloqueo» y «atasco» en las iniciativas legales de la cámara. En principio, y a falta de que la mesa de la Junta General formalice el acuerdo que deberá recibir el respaldo de los partido en su próximo encuentro, se trata de limitar los plazos para la presentación de enmiendas, el número de prórrogas que se pueden solicitar para esos plazos y también limitar el número de comparecencias requeridas por los grupos en los diferentes pasos para la aprobación de una norma. Una «autolimitación» en palabras del portavoz socialista, Fernando Lastra, quien expresó su deseo de que sea posible sintetizar en un único texto iniciativas similares como las tres propuestas relacionadas con medidas con la corrupción: la ley de transparencia (propuesta por el Ejecutivo socialista), la oficina anticorrupción (de Podemos) y una reforma de la Inspección de Servicio (de la mano de Ciudadano).

Meses atrás esa propuesta de unificar las tres iniciativas (que partió del PP) recibió el apoyo de todos los grupos menos los morados que lo consideraron una maniobra dilatoria para con su oficina. Este lunes, el portavoz de Podemos, Emilio León, señaló que estimaría la propuesta para «facilitar el funcionamiento de la cámara porque no puede ser que por 3 iniciativas se bloqueen otras 29». En todo caso, advirtió de que esta semana se reunirá la ponencia sobre su propuesta de unidad anticorrupción y «ahí veremos la voluntad real» de los grupos de que salga adelante.

Por parte de IU, su portavoz Gaspar Llamazares, señaló que «se ha avanzado de manera muy lenta» en las reformas para agilizar trámites en la cámara y apostó por resolver de forma más urgente hasta ocho iniciativas «una por consejería». Además añadió que se había alcanzado un consenso sobre las limitaciones de los plazos y «no puede haber 6 días sucesivos de comparecencia» para tramitar una ley.

No parecía muy convencida con ese consenso, en todo caso, la presidenta del PP, Mercedes Fernández, quien señaló que no podía ofrecer una explicación clara sobre ese acuerdo y que además culpó al Ejecutivo y al presidente del parlamento, Pedro Sanjurjo, de contribuir al «colapso» de la cámara. Fernández indicó que «el reglamento (de la Junta General) es un instrumento del pasado y es necesario modificarlo». Además criticó que en un parlamento con seis grupos todos ellos, independientemente de su representación, tengan la misma capacidad de actuación, un «café para todos» que no permite en su opinión «visualizar al principal partido de la oposición». Por su parte, la presidenta de Foro Asturias, Cristina Coto, reclamó que sea el Gobierno quien «impulse sus iniciativas» y afirmó que parte de los retrasos se debe a que se acumulan textos desde la pasada legislatura, entre los que citó la ley de transparecia y la de transporte.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los grupos acuerdan limitar las comparecencias en la Junta General