Asturias demanda conocer en qué informes se basa la apertura de los dos túneles de Pajares

El portavoz del gobierno autonómico recuerda que en 2013 el propio Fomento desestimaba esa opción. Foro define a la consejera de Infraestructuras como «Juana de Arco del gueto» contra el AVE


Redacción

En sus primeras declaraciones sobre los cambios en el proyecto de la variante de Pajares incluidos en el borrador de los presupuestos del Estado, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, no apreció ningún problema a pesar de las advertencias de diversos técnicos sobre los retrasos y el veto al transporte de mercancías. De la Serna anunció que se abrirán los dos túneles a la vez, en un plazo que describió como «pronto» y también «lo antes posible» y asegurando que será posible combinar por la vía el tráfico de pasajeros y mercancías, mediante un futuro sistema en el que trabaja Renfe o que, en todo caso, las mercancías podrán circular por la antigua rampa del siglo XIX. Sin embargo, no ha convencido a los escépticos y entre ellos se cuenta el Ejecutivo asturiano.

El portavoz del Gobierno, Guillermo Martínez exigió más explicaciones al ministro porque «no sabemos qué criterios ni qué informes técnicos tiene para hablar de la apertura de los dos túneles» cuando, según afirmó, los propios estudios de Fomento en 2013 --bajo la responsabilidad de Ana Pastor-- desaconsejaban esa opción y apostaban por abrir uno en un primer momento. En el Congreso, el martes, el secretario de Estado de Infraestructuras Julio Gómez-Pomar negó que hubiera hablado con la consejera asturiana, Belén Fernández, de que los retrasos se prolongarían hasta 2021. Según afirmó Martínez en ese encuentro «hasta en cuatro ocasiones, la consejera le expuso (a Gómez-Pomar) que esto supondría retrasos en la apertura de hasta 4 años y la respuesta fue el silencio, no sabemos si de conformidad o de resignación». El secretario de Estado no llegó a concretar en su comparecencia en el Congreso una fecha precisa para la apertura sino que tratarían de ajustarse lo máximo posible a «los plazos previstos». Pero los plazos previstos (con ancho ibérico y un solo túnel) bajo el mandato de Pastor eran abrir la infraestructura en diciembre de este 2017, y en su primer encuentro en Asturias, el propio de la Serna se había resistido a a admitir que, incluso siendo optimistas, y con esas condiciones técnicas ahora desechadas, se pudiera especular con finales de 2019.

Guillermo Martínez señaló además que el propio proyecto de presupuestos del Estado incluye partidas para la variante hasta el año 2021 y añadió que, vistos los cambios de posición del Ministerio, esa fecha «me parece un cálculo optimista. Ya debería estar en servicio y PP y Foro quieren que los asturianos aplaudan postergarlo aún más».

Enmienda y ejecución

El diputado nacional del PSOE, Antonio Trevín también consideró que los cambios asumidos por De la Serna «le enmiendan la plana a la ministra Pastor» además de considerarlo «un despilfarro y expulsar a las mercancías de la variante para condenarlas a una vía de 130 años de antigüedad». Trevín también recordó que el proyecto de Pastor había considerado la apertura de un túnel en dos años «y ahora nos hablan de dos túneles no se sabe cuándo». A su juicio, el Ejecutivo de Rajoy ha sido preso de las presiones de Foro para obtener su respaldo para los presupuestos en lo que definió como «la ocurrencia caprichosa del exministro Cascos para castigar a su enemigo íntimo Mariano Rajoy».

Para el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, los acontecimientos revela que la variante ferroviaria de Pajares no es una prioridad para Rajoy «ni siquiera para ponerle un plazo y mucho menos para ejecutar de manera ágil tan importante obra para Asturias». A través de un comunicado recogido por la agencia EFE, afirmó que Foro «quiere aparecer como una fuerza influyente y condicionar la obra ferroviaria, mientras que el PP que se deja, para únicamente extender una cortina de humos sobre sus incumplimientos de los plazos». En este sentido indicó que se oculta el debate sobre el hecho de que «el presupuesto del Estado no contempla cantidades suficientes para culminar la obra ferroviaria ni siquiera en 2020» a lo que se suma que la ejecución en los últimos tiempos no sube del 30%.

Juana de Arco del gueto

Por su parte, la presidenta de Foro, Cristina Coto, afirmó que la consejera asturiana Belén Fernández había mentido al hablar de una demora de los plazos hasta 2021 y aseguró que en todo caso debería ser Fomento quien avance qué fechas concretas estudia. A su juicio, desde que Fomento anunció el cambio en la planificación de la Variante, el Gobierno socialista asturiano «ha vuelto a sus orígenes y ha desatado una nueva campaña» en contra de una infraestructura «que nunca han querido» basada en informes falsos e intoxicaciones informativas «flagrantes».

«El PSOE, con Belén Fernández de Juana de Arco, lidera el frente pro-gueto de Asturias ante la Alta Velocidad. Eso sí, Juana de Arco quería expulsar a los ingleses de Francia y Belén Fernández quiere expulsar a Asturias de Europa y dejarla marginada en España», ha añadido. Además, ha acusado al Ejecutivo regional de intentar «involucrar irresponsablemente a empresarios, sindicatos y asociaciones con informaciones falsas y tendenciosas» en una campaña que, si prosperara, convertiría a Asturias en la única Comunidad Autónoma que rechaza la conexión con la red ferroviaria europea de alta velocidad en ancho internacional «como urgen todos los gobiernos».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias demanda conocer en qué informes se basa la apertura de los dos túneles de Pajares