El «Día de la Asturias civil» busca fieles en Oviedo

ASTURIAS

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz; el presidente del Principado, Javier Fernández; el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y el resto de autoridades, en Covadonga.El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz; el presidente del Principado, Javier Fernández; el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y el resto de autoridades, en Covadonga
El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz; el presidente del Principado, Javier Fernández; el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, y el resto de autoridades, en Covadonga

Asturias Laica presenta un proyecto al tripartito para reivindicar el levantamiento del 25 de mayo de 1808 como festividad del Principado. El plan incluye una plataforma con el liderazgo del ayuntamiento

28 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La noche del 24 de mayo de 1808 decenas de hogueras iluminaban el cielo de Oviedo. Al día siguiente, los asturianos se rebelaron contra la Junta General que había sucumbido a los franceses, en contra de la presión de los ciudadanos. Miles de personas llegadas de toda Asturias asaltaron la fábrica de Armas de Oviedo, entraron en la capital, tomaron la Audiencia, situada en la calle Cimadevilla, y constituyeron una Junta Suprema, que reconoció la soberanía popular y declaró la guerra a Napoléon. El colectivo Asturias Laica acaba de presentar un proyecto al Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo para recuperar este hito histórico y convertirlo en una fiesta popular de carácter civil. La primera reunión con el PSOE, IU y Somos tuvo lugar hace unos días. En ese encuentro, se sondeó el interés del tripartito, que abordará el tema de forma oficial. Si finalmente da el visto bueno, existe ya una memoria con todos los pasos. El primero, crear una plataforma ciudadana y el segundo, implicar al Parlamento regional.

¿Competiría el 25 de mayo con el 8 de septiembre como día oficial del Principado? El 25 de mayo es la fecha que siempre han defendido los colectivos laicistas como alternativa a la Virgen de Covadonga, la soberanía del pueblo frente a un milagro religioso. El propio presidente de Asturias Laica, José Luis Iglesias, cree que los asturianos desconocen la importancia capital de aquel alzamiento y que eso es porque se ha ocultado de forma interesada. Sin embargo, Iglesias también reconoce que en estos momentos la sociedad regional no está preparada para el cambio. No existe conciencia suficiente para abrir el debate. Así que su intención es organizar una fiesta de carácter ciudadano. Apunta un nombre pero abierto a otras aportaciones: el día del pueblo soberano. A posteriori, cuando esta parte de la historia haya calado, sería el momento de ir más allá.

El proyecto

Asturias Laica ha echado la caña y ahora espera a ver cómo bajan las aguas. El primer contacto ha sido favorable. Los partidos han recibido con interés la propuesta y la debatirán en sus respectivos grupos municipales. Después, la llevarán a Junta de Gobierno para adoptar una decisión oficial. Iván Álvarez, de IU, señala que invita a la reflexión y que eso es lo que harán, estudiar la documentación y adoptar una posición. Diego Valiño fue el representante del PSOE en esa mesa. A su juicio, no parece una medida descabellada pero que es algo que tendrán que analizar con detenimiento. Algo similar dicen en Somos Oviedo. Califican el proyecto de «interesante y novedoso» pero afirman que es pronto para hablar de cuál será su postura.