Javier Fernández carga contra los «telepredicadores de la política»

El presidente del Principado y de la gestora del PSOE ha reclamado una izquierda que proponga alternativas y que soluciones problemas. Fernández de la Vega recibe el premio de UGT

El presidente del Principado, Javier Fernández (d), la exvicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega (2d), el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (3i), entre otros premiados, tras finalizar el acto de entrega de los Premios Primero de Mayo de UGT Asturias, en Oviedo.
El presidente del Principado, Javier Fernández (d), la exvicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega (2d), el secretario general de UGT, Pepe Álvarez (3i), entre otros premiados, tras finalizar el acto de entrega de los Premios Primero de Mayo de UGT Asturias, en Oviedo.

Redacción

El presidente del Principado y de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha denunciado a quienes practican una «política spot», basada en «mensaje simple, cuatro lemas y banda sonora», y ha reclamado a la izquierda que rearme su discurso y haga de la igualdad su elemento estructural. Según Fernández, los «telepredicadores de la política» son hoy un fenómeno social a quienes les vale todo con tal de vender su producto, en un ejercicio de «política inútil del rataplán y la pirotecnia aparatosa». Frente a ese modo de hacer, ha reclamado una izquierda que reconozca los problemas, que los denuncie y que plantee, tanto alternativas, como capacidad para solucionarlos. En cualquier caso, ha afirmado que eso no podrá lograrse mientras que la izquierda no reconozca «que va perdiendo un debate cultural que antes tenía un centro en la igualdad y ahora lo tiene en la identidad» como país región o pueblo.

La izquierda, según el presidente de la gestora del PSOE, está «recluida, narcotizada por la seducción de la frontera» por lo que es preciso rearmar su discurso y elaborar una propuesta para unas mayorías sociales cada vez más diversas y que haga de la igualdad su elemento central. El presidente asturiano ha lanzado este mensaje durante el acto de entrega de las insignias que concede UGT de Asturias y que en esta ocasión han recaído, en su modalidad de oro, en la exvicepresidenta del Gobierno y miembro permanente del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, «por su activismo por la igualdad y en la Fundación Mujeres por África».

«Lo recibo con enorme satisfacción y gran emoción y lo entiendo como un reconocimiento al trabajo de las mujeres por la igualdad que es a lo que me dedico, como millones de mujeres en el mundo, lo que me pone más contenta aún», ha subrayado Fernández de la Vega. Miembro permanente del Consejo de Estado y presidenta de la Sección Séptima del mismo, Fernández de la Vega fue vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero desde 2004 hasta octubre de 2010.

Para el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, pocas personas se merecen más que María Teresa esta distinción, que entrega el sindicato en vísperas del 1 de mayo, celebración que, en su opinión, debe servir para denunciar que en este país crecen las desigualdades por una reforma laboral que hay que derogar. En términos similares se ha expresado el secretario regional de UGT, Javier Fernández Lanero, que ha afirmado que los sindicatos están hartos y no van a consentir que el beneficio de las empresas no empiece a repartirse equitativamente entre los trabajadores, ni que el crecimiento siga acompañado de la discriminación y la corrupción.

Además de Fernández de la Vega, el reconocimiento a la Militancia y la dedicación fue para el veterano José Ramón García Menéndez, minero jubilado, afiliado desde los tiempos de la clandestinidad y uno de los cinco compañeros que participaron en la conocida reunión del bar Nápoles en Mieres donde se decidió la reorganización del SOMA en 1975. El Premio a la Labor sindical de base lo recibió Antonio González Menéndez, del sector del metal y afiliado desde 1987, que formó parte de la comisión ejecutiva del Metal de UGT Avilés y fue un gran impulsor de los acuerdos de la industria auxiliar de Arcelor en 1992, que siguen regulando la situación de las empresas auxiliares.

La insignia de plata a la sección sindical con labor más destacada en el último año ha sido para la del Ayuntamiento de Llanes, «por los excelentes resultados obtenidos en las últimas elecciones sindicales, con 9 representantes para UGT de los 10 elegidos».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Javier Fernández carga contra los «telepredicadores de la política»