Las espichas se reinventan en Asturias

Graciela M. Camporro REDACCIÓN

ASTURIAS

Una de las espichas temáticas de «espichados».Una de las espichas temáticas de «espichados»
Una de las espichas temáticas de «espichados» Espichados

Estas comidas típicas del Principado se han convertido en auténticas fiestas con diversas temáticas en las que la sidra y la comida sigue primado

01 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Hablar de folixa en Asturias es hablar de espichas. Con la entrada de mayo y de la sidra nueva, llega la gran temporada para celebrar estas reuniones tradicionales que se han ido heredando de nuestros padres y abuelo. Con el paso de los años ha pasado de ser un evento en el que lo fundamental es beber y comer, a convertirse en una auténtica celebración con diferentes temáticas. Fiestas de disfraces o de Halloween son algunos de los ejemplos que se están viendo en los últimos años en la región. Ya sea organizadas por un grupo de amigos, por asociaciones o por un establecimiento, estas reuniones guardan la esencia de lo tradicional en sus menús y la bebida, pero todo ello acompañado de detalles novedosos que han reinventado la folixa asturiana

Uno de los primeros en llevar a cabo esta innovación ha sido la sidrería Tierra Astur en Colloto. La conocida cadena realiza todos los jueves del año una espicha con música en directo y en la que lo fundamental es estar de pie, beber sidra del tonel y degustar un menú tradicional en el que no faltan los chorizos o los quesos asturianos. Pero además de estas 30 espichas tradicionales, Tierra Astur también celebra otras diez «totalmente diferentes y con diversas temáticas», comenta el responsable de comunicación de la cadena, Javier Orta. Una de las más originales se trata de la espicha medieval. «Los comensales tienen que comer con las manos un menú del medievo. También hay música y la actuación de druidas y malabaristas. Además, el local pone a disposición de los clientes varios disfraces de manera gratuita», comenta Orta. Otra de las más originales es la que tiene lugar en la noche de Halloween. La espicha de ánimas hace un repaso de todas las leyendas y mitos en Asturias y en ella se realizan actividades relacionadas con todo ello.

Las temáticas no son la única forma que la cadena tiene para darle un toque original a estas reuniones. La comida se convierte en la gran protagonista en una serie de espichas dedicadas exclusivamente a ella, como por ejemplo el buffet libre de 40 quesos asturianos, o la folixa del oricio y del mejillón. En estas últimas, los que se acerquen al llagar podrán disfrutar de media tonelada de cada uno de estos productos. «Hace dos años y medio que Tierra Astur empezó a estudiar la manera de dar un giro diferente a estos eventos. La verdad es que funcionan muy bien, e incluso periodistas del extranjero lo conocen», comenta el responsable de comunicación.