600 militantes de IU piden una consulta interna para definir su política de alianzas

Díaz Rañón, que encabeza la iniciativa, aspira a que la coalición siga existiendo

Fernando Díaz Rañón
Fernando Díaz Rañón

Oviedo

La dirección de IU-Asturias que encabeza Ramón Argüelles ha recibido hoy 600 firmas de militantes que piden la convocatoria de una consulta entre las bases para definir en un plazo breve la política de alianzas que seguirá la coalición de cara a las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Según ha señalado el excoordinador de IU en Avilés, Fernando Díaz Rañón, este colectivo aspira a que Izquierda Unida siga existiendo como tal al margen de que pueda concurrir a los comicios en coalición con formaciones como Podemos al igual que hizo en las últimas generales, una decisión que tuvo en Asturias una contestación interna muy superior a la de otras comunidades.

Díaz Rañón, uno de los tres candidatos junto a Alejandro Suárez y Telly Lorenzo que disputaron a Argüelles el puesto de coordinador general en la última asamblea, ha participado hoy en la entrega formal de las firmas en la sede regional de IU con la que apelan al cumplimiento de los estatutos de la coalición que prevé celebrar consultas si así lo solicita el 25 por ciento de la militancia.

El número de apoyos recibidos supera con holgura el porcentaje establecido para convocar la consulta -IU cuenta en Asturias con unos 2.100 militantes- por lo que la Coordinadora, máximo órgano de gobierno de la coalición, debería fijar ahora en un plazo aproximado de un mes cómo se realiza el referéndum, según Díaz Rañón.

Esta iniciativa se produce después de que el pasado 7 de abril el coordinador de IU-Asturias firmara con su homólogo a nivel federal, Alberto Garzón, un documento que plantea dotar de autonomía a la organización en el Principado para definir sus alianzas electorales de cara a los comicios autonómicos y municipales de 2019.

Garzón admitió entonces la singularidad de la coalición en Asturias, la comunidad autónoma donde obtiene sus mejores resultados, pero advirtió de que el proceso de confluencia con Podemos ya fue aprobado mayoritariamente por la militancia de la organización en toda España.

Para Díaz Rañón, dicha firma se produjo después de que Argüelles rechazara debatir en el seno de la Coordinadora un documento elaborado por las distintas corrientes de IU y acordase con Garzón un texto que no hace alusión a la consulta a la militancia.

«Creo que hay una mayoría en la Coordinadora que opina que ahora es el momento en que debemos definir qué IU queremos y cómo enfocamos la actividad política de cara a las elecciones autonómicas y municipales», ha apuntado el ex coordinador de Avilés.

Tras recordar que la coalición es la segunda fuerza política de Asturias con mayor representación municipal y que ese es «un patrimonio» que no quieren perder, Díaz Rañón ha incidido en que los militantes que piden la consulta no se oponen a que IU vaya en coalición con fuerzas con las que tenga «un mínimo de coincidencias» como ha hecho anteriormente en diversas ocasiones.

«No aspiramos a ningún nuevo sujeto político sino a mantener IU y a enfrentarnos como tal a esas elecciones con quien quiera discutir y participar con nosotros, pero no enterrados en el seno de otra organización», ha añadido.

Comentarios

600 militantes de IU piden una consulta interna para definir su política de alianzas