Manifestación en defensa de la oficialidad de la llingua asturiana

L'asturianu confía en la «Xeneración Ll»

Los defensores de la llingua detectan que las nuevas generaciones asumen cada vez más su uso cotidiano. Reivindican la oficialidad y mayor presencia social


Redacción

Toda reivindicación sobre la lengua asturiana se acompaña, desde hace décadas, de lamentos por la falta de reconocimiento de la oficialidad, de los múltiples problemas que se encuentra para labrarse su lugar en la escuela, los no pocos obstáculos para abrirse paso con normalidad en el ámbito político, en las relaciones con la administración o en los medios de comunicación. Y, sin embargo, hay también razones para el optimismo, un cada vez más estable reconocimiento social que se apoya en generaciones que ya vieron desde los años 80 cómo se ofrecía la asignatura en el colegio, que la leen y usan en las redes sociales y que no tienen «el estigma» de tiempos no tan lejanos de que el asturiano era una lengua pueblerina, apenas lengua sino dialecto, una vergüenza que los más jóvenes ya no conocen.

«Después de 40 años de trabajo el discurso de los políticamente correcto está ganado, y ya incluso la gente que quiere atacar el asturiano no niega la realidad lingüística como antes», afirma Inaciu Galán de Iniciativa pol Asturianu para quien hay una nueva generación que tiene «complejos» y que no conoció «lo que sufrimos algunos en las escuela, incluso con violencia física en muchos casos y eso ya no pasa o es muy residual. No tienen prejuicios y aceptan el uso del asturiano en cualquier ámbito». Casi desde los comienzos de internet en España se puede rastrear la utilización de la llingua en páginas, foros, luego blogs y redes sociales. «Es interesante que mucha gente puede seguir comunicándose en asturiano y viviendo en asturiano aunque no esté aquí y que con el software libre de Softastur puedas tener un ordenador completo, todo sus sistema operativo, el navegador, todo en asturiano».

Lengua vehicular

Si la tímida entrada en la escuela del asturiano en los 80 sentó las bases de la normalización creciente del presente la futura puede dar más frutos, y en el ámbito docente hay muchas batallas planteadas. El consejero de Educación, Genaro Alonso, destacó que una de sus prioridades es fraguar el acuerdo con el Ministerio estatal «para conseguir el decreto de la especialidad dociente en asturiano», para hacerlo es preciso una reforma porque la redacción actual sólo atañe a las lenguas oficiales pero podría cambiarse «con voluntad política, porque aún no siendo oficial el asturiano tiene una implantación curricular y docente». Para ello, Alonso apuntó que buscará alianzas en el Congreso y en el Senado. Esta es una cuestión clave también para la presidenta de la Academia de la Llingua (ALLA), Ana Cano, quien la fijó como un aspecto clave para el asturiano a corto plazo y permitirá además terminar «con la discriminación» que ahora padecen los profesores de asturiano «porque no pueden opositar como tales, porque no está reconocida esa especialidad».

Pero el proyecto estrella de la Consejería asturiana pasa por la implantación, como experiencia pilota, en colegios voluntarios del asturiano como lengua vehicular en materias como ciencias sociales, plástica o matemáticas. «Será un salto cualitativo relevante este ploan piloto que podrá extender la llingua más allá de la propia aula de llingua». Este proyecto recibió furibundos ataques por parte del PP en la Junta General, y lo equipararon un intento de lograr la oficialidad «por la puerta de atrás». Para el consejero se trata algo «insólito» ya que «el PP en Galicia o en Valencia usan sus respectivas lenguas».

El consejero de Educación se jacta de usar el asturiano en el parlamento con relativa frecuencia y siempre en sus respuestas si alguien se dirige a él en asturiano. «Tengo una visión moderadamente optimista sobre el asturiano, aún sabiendo que está en severo riesgo de desaparecer pero hay mayor conciencia, mayor conocimiento y creo que por nuestra parte lo que tenemos es que seguir aportando cosas por la normalización». Alonso no cruzó en todo caso la línea de la oficialidad, que el PSOE no tiene intención de traspasar, pero sí destacó que la vigente de Ley de Uso «tiene muchas potencialidades por explotar».

La publicidad como síntoma

Si hay un crecimiento de anuncios en asturiano, y lo hay, es síntoma de que hay al menos un mercado que no sólo no lo rechaza sino que lo ve de forma favorable. Es algo que también destaca Inaciu Iglesias, exconcejal de Foro en Noreña, escritor y empresario. «Hay ejemplos de empresas asturianas que usan el asturiano pero también extranjeras y multinacionales, es un síntoma de madurez que tiene mucho que ver con unos profesionales, una generación nueva que se escolarizó en asturiano».

Iglesias pone como ejemplo un discurso que ofreció a la hora de recibir un premio a la empresa familiar y lo hizo en asturiano: «Los primeros 20 segundos, las caras de los que estaban allí eran de estupor, después ya eran de normalidad y al acabar, porque me lo comentó mucha gente, la sensación era que no se podría haber dicho lo mismo, con la misma carga emotiva, en otra lengua que no sea el asturiano». Es ya más que normal hasta cotidiano que productos relacionados con la alimentación tengan nombres o etiquetados en asturiano, para Iglesias es algo que aporta una imagen de «autenticidad» y del mismo modo en su opinión, podría extenderse a mercancías o trabajos de todo tipo también tecnológicos y punteros. «La mayor imagen de marca de España, por encima de Inditex es Central Lechera Asturiana porque en el fondo lo que hace es acentuar esa autenticidad, no usa el asturiano ni tendría por qué hacerlo a nivel de España pero sí podría perfectamente hacerlo en Asturias». Para el empresario «el progreso y la competitividad pasa por estar abiertos al mundo pero para diferenciarse del mundo está la identidad».

La normalización llega pero no lo suficientemente rápido y no a todos los sitios por igual. Lo aprecia Ana Cano en la Universidad donde advierte que los alumnos lo usan con normalidad, sin ninguna «verguenza» y no sólo en carreras de humanidades «los jóvenes que están en el equipo de López Otín, que es pionero a nivel mundial, hablan un asturiano que da gloria oírlos y eso antes era imposible».

Para la presidenta de la Academia de la Llingua la pervivencia del asturiano pasa en todo caso por la declaración como lengua oficial, «porque sin un marco legal todas las lenguas mueren» y el español está constituido además como estado autonómico. Es un punto en el que también incidió Inaciu Galán para quien «tal y como está configurado el estado español o eres oficial o no existes, ni para el presupuesto ni para premios nacionales de literatura».

Todos coinciden en la necesidad de incidir a corto y medio plazo en la normalización del asturiano, es decir, en que se perciba como habitual que se utilice en la administración, en el debate político, en los medios de comunicación. «Que las élites políticas y culturales lo utilicen con frecuencia en actos oficiales» dijo Cano quien consideró que no puede reducirse a «una cuestión simbólica de leer poemas en el Día de les Lletres Asturianes, eso es impresentable». La presidenta de la ALLA recordó que los estudios sociolingüisticos realizados por el profesor Francisco Llera Ramos (el último en 2002) revelaban que el 49% de los habitantes de la comunidad hablan y entienden el asturiano y apenas un 16% decía no entederlo. El apoyo a la oficialidad era del 60%, aunque también es cierto que una minoría lo percibía como una prioridad.

 

Valora este artículo

13 votos
Etiquetas
Software libre PP PSOE Valencia
Comentarios