«Estamos a tiempo de que el Gobierno rectifique con la Variante de Pajares»

El diputado de Ciudadanos califica de «muy dañino» para Asturias la modificación de la obra pactada por PP y Foro pero romperá las negociaciones presupuestarias

Ignacio Prendes
Ignacio Prendes

Redacción

Ignacio Prendes es el único diputado de Ciudadanos por Asturias, un escaño que le valió el puesto de secretario segundo de la mesa del Congreso de los Diputados una vez constituida la legislatura. Los naranjas se convirtieron en uno de los principales apoyos del Ejecutivo de Rajoy una vez acordada la investidura y ahora en la negociación de los presupuestos. En ese acuerdo habían incluido el final de las obras de la Variante en los plazos previstos y con tráfico mixto pero a la vez Rajoy firmó con Foro un cambio de vía que relega las mercancías y finalmente se decantó por este último. Pese a este cambio, Ciudadanos descarta romper con el Gobierno.

--Usted dijo que la modificación del proyecto de la Variante había «hecho añicos» el acuerdo con el PP pero ¿hasta dónde piensa llevar esa ruptura, a los presupuestos?

--El acuerdo no es un problema de presupuestos, es un problema la modificación completa de los planes previstos para la Variante de Pajares, esto no se arregla con los presupuestos. Lo que hay es un cambio de carácter técnico cuando lo que nosotros habíamos pactado era un modelo de tráfico mixto y un plazo y una fecha que, meses arriba o abajo, podía cumplirse con la planificación prevista por Fomento en 2013. No es un problema del presupuesto y,  de hecho, nosotros pensamos que estamos a tiempo de que haya una rectificación. El problema es el tiempo que vamos perdiendo, perdemos muchísimo tiempo con estos cambios y estas modificaciones continuas.

--¿Cree que se puede revertir?

--Prácticamente lo que queda de 2017, con las consignaciones presupuestarias que hay ahora mismo y si se mantuviese la planificación anterior, estaría el dinero ya consignado y ya en 2018 hablaríamos de otro presupuesto. Pero ahora mismo no sería una decisión que dependa de la ley de presupuestos sino de que el Ministerio de Fomento respete el acuerdo con Ciudadanos y respete también el acuerdo, no voy a decir unánime porque sólo había un partido que no estaba de acuerdo con esa planificación de 2013, pero sí en el que estaba el resto de partidos y fuerzas sociales de Asturias.

--El cambio es drástico. Con el ancho internacional la Variante no podrá acoger tráfico mixto, de viajeros y mercancías.

--Nos parece un disparate y por eso tenemos solicitadas dos comparecencias de Fomento en el congreso de los diputados porque es algo que tienen que explicar y con todo lujo de detalles, y esperemos que esas comparecencias se concreten a la mayor brevedad. Y ahí es cuando tendremos que tener un debate sobre la Variante, sobre el papel que debe jugar en la conexión ferroviaria con el eje Atlántico y de ese debate vamos a ver qué sale. Nosotros políticamente no nos vamos a parar, en ningún caso, y por eso tenemos pedidas esas comparecencias y en función de lo que diga el ministro, en función de lo que explique, seguiremos dando pasos y tratando de revertir una decisión que es muy, muy, dañina para Asturias.

--¿Vale más un diputado de Foro que 32 de Ciudadanos?

Esa no es mi batalla, ni es mi guerra, hacer que esto dependa de una capacidad puntual de influencia que tenga una persona. Ahora, si realmente es así como se ha diseñado la política en España durante tantos años, nos parece que es mala política. También ahora mismo el diputado de Nueva Canarias puede exhibir su fortaleza en Canarias pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Desde luego la fortaleza lo que no puede servir es para imponer decisiones que no son queridas por el conjunto de las fuerzas políticas y sociales de una comunidad autónoma, ¡oiga pues menuda exhibición!

--Pero no dejarán las negociaciones presupuestarias.

--Nosotros somos un partido nacional, de vocación nacional. Hay 4.000 millones para políticas sociales en este presupuesto que van a disfrutar los asturianos, desde los jóvenes que van a tener un permiso de paternidad más amplio hasta los jóvenes que tendrán el complemento salarial; en fin un montón de políticas de carácter social que están ahí, los centros de transferencia tecnológica, es un cambio de paradigma económico, que tienen consignaciones presupuestarias concretas impuestas por Ciudadanos. Y todo eso afecta a los asturianos. Pero esto son los restos de la vieja política que queda en este país que, en fin, creen que hacer política es imponer decisiones de infraestructuras, de hacer cosas aquí y allá como si esa fuese la función de un político. Nosotros creemos que en el ámbito de las infraestructuras hay que marcar objetivos y luego las decisiones de carácter técnico tienen que tomarlas los técnicos, no las toman políticos para dar cumplimiento a sus viejas obsesiones. Son los restos de la vieja política que yo, estoy seguro, creo que se va a superar, está en vías de superación. Los ciudadanos están votando a partidos de otro corte, no a partidos que no dan satisfacciones a nadie sino a los que se preocupan del interés general de los ciudadanos.

--¿Como se combina la apuesta por la estabilidad institucional y el conocimiento, cada semana, de nuevos casos de corrupción sin que parezca que el Gobierno vaya a asumir ninguna responsabilidad política?

--El mecanismo para exigir responsabilidades políticas son las comisiones de investigación y nosotros hemos puesto en marcha dos: una sobre la financiación ilegal del Partido Popular y otra sobre el escándalo financiero de las cajas. Esto es algo que era impensable hace nada, hace un año, pero ahora estos mecanismos de exigencia de responsabilidad política están ahí, se ponen en marcha porque ya nadie puede bloquear eso y desde luego nosotros llegaremos hasta el fondo y exigiremos las responsabilidades políticas a que haya lugar a todo el mundo. Antes era imposible que el parlamento fuese el instrumento de control del gobierno porque era el gobierno el que controlaba al parlamento y no a la inversa. Pero eso ya no sucede y lo estamos viendo, en estas semanas hemos visto la comparecencia del ministro de Justicia, del Fiscal General del Estado, y en dos meses han tenido que comparecer dos veces para dar explicaciones. Tenemos un parlamento muchísimo más exigente de lo que fue nunca, que el Gobierno no controla siquiera la mesa del Congreso de los Diputados. En la legislatura en la que el PP tenía la mayoría absoluta se controlaba desde la mesa al propio parlamento y creo que fueron 70 las comparecencias que no se celebraron, que simplemente se aplazaron, no es el caso ahora de secretarios de Estado, del ministro de Justicia que ya ha pasado dos veces, en esta semana se va a seguir debatiendo en el Congreso sobre el comportamiento del ministro y si ha lugar a su reprobación o no. Eso hay que combinarlo efectivamente con dotar de estabilidad, es que para que uno pueda controlar al gobierno lo primero es que haya un gobierno. No podíamos seguir en la situación de parálisis en la que estábamos, había que poner en marcha la legislatura, con el único gobierno que era posible porque intentamos otras posibilidades y no salieron. Y luego lo que hay que tener es una estabilidad para que la economía siga creciendo, que para que haya un cambio de paradigma económico hay que tomar decisiones, para que no se ponga en riesgo la recuperación económica, los cambios que hay que hacer, que son muchos en lo laboral, en lo económico, en lo educativo; y a la vez ser exigentes porque es verdad que el hartazgo de la ciudadanía ha llegado a límites que no son tolerables y con toda la razón del mundo. Creo que estamos jugando ese doble papel y de hecho todo lo que ha afecta a la corrupción en esas comisiones de investigación se ha visto el PP y el PSOE han pretendido dejarnos fuera a los nuevos partidos que venimos con una actitud muchísimos más exigente del que ellos dos se tuvieron nunca; y nos han dejado fuera porque son los restos de la vieja política. Asistimos a un momento en que hay un nuevo sistema de partidos, un nuevo funcionamiento del sistema de separación de poderes y el viejo todavía se resisten a desaparecer, pero eso está mutando.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Estamos a tiempo de que el Gobierno rectifique con la Variante de Pajares»