¿Cuántas viviendas asturianas se beneficiarán de la anulación del impuesto de plusvalias?

L.O. REDACCIÓN

ASTURIAS

CESAR QUIAN

El Constitucional ha extendido al conjunto del Estado su fallo que suspende la tasa si no hay ganancia en la venta del inmueble

18 may 2017 . Actualizado a las 08:36 h.

Alrededor de 10.000 viviendas en Asturias --un total de 9.400 según las estimaciones de la tasadora Tinsa-- se verían beneficiadas por la sentencia del Tribunal Constitucional que declarado nulo el impuesto de plusvalías municipal en los casos en los que al haber sido vendidos no haya habido ganancias. El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como impuesto de plusvalías, se devenga en el momento en el que se produce la venta del bien y que se calcula de forma objetiva a partir de su valor catastral y de los años (entre un mínimo de uno y un máximo de veinte) durante los que el propietario ha sido su titular. Es decir se calcula de modo que no tiene en cuenta si el inmueble ha ganado o no valor y genera una ficción de incremento económico que, además, impide al particular toda prueba en contrario. En la sentencia del Alto Tribunal se considera que este impuesto vulnera el principio constitucional de capacidad económica en la medida en que no se vincula necesariamente a la existencia de beneficio para el contribuyente, «sino a la mera titularidad del terreno durante un periodo de tiempo». 

Este fallo del Constitucional se ha hecho extensivo al conjunto del territorio del Estado después de una primera sentencia, conocida el pasado mes de marzo, y que se aplicaba a los territorios de Guipúzcoa y Álava, para los que rechazó que el impuesto pudiera grabar actos o hechos que «no sean exponentes de una riqueza real o potencial», por lo que eximía de abonar dicha tasa a quienes experimentasen pérdidas en la operación. En aquella ocasión, el Constitucional anuló los impuestos que afectasen a «supuestos en los que la capacidad económica gravada por el tributo sea, no ya potencial, sino inexistente, virtual o ficticia».

32 millones menos para los ayuntamientos

La anulación del impuesto de plusvalías supondrá una merma de ingresos para los ayuntamientos que son los encargados de recaudar esta tasa, a menudo confundida con el tributo a las herencias, el impuesto de sucesiones. En el año 2016, los consistorios asturianos recaudaron por el impuesto de plusvalías un total de 32 millones de euros, según los datos del Ministerio de Hacienda. La mayor parte de ellos, hasta 24 millones, en las principales ciudades de la región, Oviedo y Gijón. Según la estadística de Hacienda, en los concejos asturianos de entre 50.000 y 100.000 habitantes, esto es Avilés y Siero, el impuesto de plusvalías supuso 2,2 millones de euros para las arcas municipales; fueron 1,4 millones para los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes, hasta 5,2 para los concejos entre 5.000 y 20.000; y en el caso de los más pequeños, con menos de 5.000 habitantes, este tributo supuso unos ingresos de 0,54 millones de euros el año pasado.