Los esqueletos exhumados en las fosas asturianas serán analizados en San Sebastián

Oriol López
Oriol López REDACCIÓN

ASTURIAS

Los restos encontrados en Pravia y Bañugues partieron ayer hacia el País Vasco para ser estudiados por la Sociedad Aranzudi. La ARMH reclama mayor apoyo del Principado

22 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Los dos cuerpos extraídos de las fosas comunes asturianas este fin de semana se encuentran ya en San Sebastián, en las dependencias de la Sociedad Científica Aranzudi, hacia donde partieron en la tarde del domingo, según ha informado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Allí serán investigados y sometidos a estudios de ADN por el equipo de la sociedad presidida por Francisco Etxeberría, el antropólogo forense que ha liderado los trabajos en Bañugues.

Los restos de la mujer de Candás que han sido desenterrados en Bañugues pertenecerían, según han estimado los expertos, a una persona de unos 55 años. Los trabajos se han encontrado con la sorpresa de que los otros dos cuerpos que se buscaban habían sido exhumados hace décadas para enterrar en su lugar los féretros hallados en la mañana del domingo y que se estima que puedan ser de los años 60. «No hemos querido llegar más allá ni los hemos abierto. Sabemos que son más modernos por los plásticos y materiales que hemos visto que incorporan», explica Miguel Cuervo, miembro de la ARMH. Aún así, se han encontrado algunos huesos sueltos que podrían pertenecer a las mujeres y que han sido recogidos para ser analizados. De esta manera, se da por concluida la excavación en Bañugues y se procederá a dejar el cementerio en las condiciones en las que se encontró durante los próximos días.

En cuanto a las a las excavaciones que han tenido lugar en Agones, en Pravia, también quedarán paralizadas hasta nuevo aviso mientras los expertos valoran cuáles serán los siguientes pasos. «De momento solamente uno de los hermanos ha sido exhumado, mientras que el otro se encuentra a la espera de que se reanuden los trabajos», afirma Cuervo.