UGT ve incomprensible que la fiscalía alargue el «calvario»

Pepe Álvarez defiende la honestidad de UGT Asturias en el caso de los fondos de formación


Oviedo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado hoy «incomprensible» que la Fiscalía haya solicitado ampliar año y medio la instrucción de la causa por los cursos de formación del sindicato en Asturias porque ha aportado toda la información que se les ha requerido «en tiempo y forma».

«No entiendo por qué nos tienen que mantener más tiempo en este calvario», ha dicho Álvarez, quien ha remarcado que la organización no ha puesto «ningún impedimento ni ninguna trabaja en el proceso judicial», en el que se investiga un presunto delito contra la Hacienda Pública en su modalidad de fraude en subvenciones y falsedad documental.

En respuesta a las preguntas de los medios, Álvarez ha defendido el «comportamiento honesto» de UGT Asturias. «Si tenemos algún problema, con toda seguridad será de carácter administrativo y creo que el tiempo nos va a dar la razón», ha confiado.

El líder sindical ha vuelto a mostrarse muy crítico con la operación desarrollada por la Guardia Civil el pasado 17 de enero, en la que hubo seis detenidos que al día siguiente quedaron en libertad sin medidas cautelares.

«No es posible que la Guardia Civil, sin ninguna razón objetiva, asalte los locales de una organización sindical en un país democrático», ha denunciado.

Primarias socialistas

Álvarez ha valorado también la finalización del proceso de primarias del PSOE y ha considerado que, a partir de ahora, «la izquierda de este país se tiene que entender» para resolver los problemas de la ciudadanía. Tras felicitar a Pedro Sánchez, ha precisado que la situación del partido se ve desde UGT «igual» que si hubiera ganado «cualquiera de los otros dos candidatos».

A su juicio, el PSOE ha dado una «lección de democracia interna, de participación y debate que hay que valorar positivamente» con la que ha «purgado parte de los problemas que arrastraba».

Tras recordar que Podemos también cerró recientemente su Asamblea, «tampoco exenta de polémica», Álvarez ha considerado que «la izquierda en este país se tiene que entender» y «trabajar de manera conjunta» para lograr el «objetivo fundamental» que se defiende desde las organizaciones sindicales de devolver «algunos de los derechos que se nos han quitado en estos años de crisis».

A este respecto, ha abogado por la derogación de las reformas laborales y de las modificaciones del Código Penal que han permitido la condena de sindicalistas, así como por la recuperación de derechos en materia de educación o sanidad.

Álvarez ha afirmado que Pedro Sánchez está en disposición de «abordar todo ello con mucha legitimidad» y también de pedirle al conjunto del partido «que arrime el hombro porque la ciudadanía lo que espera es que nos pongamos solventar todos estos problemas».

Comentarios

UGT ve incomprensible que la fiscalía alargue el «calvario»