Anulado el juicio de Igrafo

La jueza ha ordenado repetirlo incluyendo toda la información recabada por Hacienda sobre los supuestos delitos fiscales de Víctor Manuel Muñiz

Víctor Manuel Muñiz
Víctor Manuel Muñiz

Oviedo

La titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, Paz González-Tascón, ha decretado hoy nulo el juicio contra el propietario de Igrafo, Víctor Manuel Muñiz, y su hermano, José Roberto, y ha ordenado repetirlo incluyendo toda la información recabada por Hacienda sobre los supuestos delitos fiscales de los empresarios.

Antes de comenzar la última sesión de este caso, la jueza se ha reunido con los letrados y la Fiscalía para comunicarles su intención de anular el juicio y que se vuelva a repetir, en julio o septiembre, con los anexos del informe pericial de Hacienda, cuya inclusión González-Tascón rechazó tras las protestas de las defensas.

En este anexo está integrado todo el soporte documental del informe de Hacienda (facturas, anotaciones y hojas manuscritas) que fueron incautados durante los registros a las sedes de Igrafo (Comercial Asturiana de Papelería) y sobre el que se basó la Agencia Tributaria para documentar que los acusados no abonaron los impuestos.

En esta causa derivada del Caso Marea, la Fiscalía pide para el empresario y para su hermano, José Roberto Muñiz, una pena individual de seis años y tres meses de prisión por tres delitos de fraude por los Impuestos de Sociedad de los ejercicio 2006, 2007 y 2008 y otros dos referidos al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los ejercicios 2007 y 2008.

Además, la Fiscalía pide para los dos acusados multas de 1,28 millones de euros por la cuota defraudada, de los que más de un millón corresponden al impuesto de sociedades y de 259.321 al del IVA.

El Ministerio Fiscal sostiene que ambos acusados, administradores y socios fundadores de Ifrago, presentaron en la declaración sobre Impuesto de Sociedades unos datos para intentar eludir el pago de los impuestos debidos.

Les acusa de una doble contabilidad que afectan a la variación de la existencias y a las ventas al contado y, por otro lado, incluían en la contabilidad como deducibles gastos siendo improcedentes su deducción.

El Ministerio Fiscal también pide que se modifiquen los datos presentados por los acusados en la tasa del IVA respecto al Impuesto de Sociedades.

En la primera sesión del juicio, los dos hermanos declararon que nunca se ocuparon de los asuntos fiscales, al no tener formación en esta materia ni en la administración de empresas, y rechazaron que se cometieran irregularidades fiscales ni sobornos a funcionarios para obtener favores de contratos de la administración.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Anulado el juicio de Igrafo