El PP quiere cerrar la coalición con Foro para garantizar una victoria en Asturias

Mercedes Fernández destaca en su balance de la legislatura autonómica que el acuerdo con los casquistas fue un «buen precedente» en los comicios generales


Redacción

La presidenta del PP asturiano, Mercedes Fernández, se ve ganadora de las próximas elecciones autonómicas. Lo cree así porque estima que los socialistas tienen un apoyo electoral menguante, un proyecto «agotado» pero, además, porque las tensiones internas del PSOE aún no se han resulto y, a su juicio, esto supondrá un lastre en los próximos comicios autonómicos. Además, la presidenta del PP señaló que la colaboración de los grupos de centro derecha asturianos está en vías de consolidarse después de que la coalición de su grupo y Foro en las pasadas elecciones generales terminara con una victoria con 3 de los 8 escaños autonómicos en liza. «Salió fenomenal» y fue «un éxito rotundo», destacó la presidente del PP quien  emplazó a las dos formaciones de plantearse para las elecciones a la presidencia del Principado «¿cómo vamos a sumar más escaños, de forma conjunta o separada?, el antecedente que hay es un buen precedente y funcionó bien, tenemos que hacer lo mejor para desbancar al PSOE».

¿Podría repetirse la fórmula para las elecciones autonómicas y municipales? En los concejos es donde podrían encontrarse mayores resistencias. En el acuerdo firmado para las generales, Foro se guardó de incluir un punto que destacara su independencia municipal, en las campañas de diciembre de 2015 y junio del año pasado, en Gijón (la joya de la corona forista de sus gobiernos municipales) se descartó realizar mítines conjuntos; y aún este miércoles, Mercedes Fernández consideraba «inexplicable» que ambos partidos no hubieran podido entenderse para arrebatar la alcaldía a los socialistas en Cangas del Narcea.

En todo caso, y de cara a las elecciones en Asturias dentro de dos años, la presidenta del PP asturiano indicó que «la coalición es una figura posible» y apostó por «coordinarse» para «hacer lo que más nos interese, que es que gobierne el centro derecha y que el PSOE y la izquierda pase a la oposición». Mercedes Fernández consideró, en todo caso, muy poco probable, que hubiera un adelanto electoral en Asturias y afirmó que en su opinión «Javier Fernández apurará hasta los últimos minutos de su mandato, salvo que haya una disensión mub fuerte en el ámbito interno» del partido. El propio presidente asturiano, en el anuncio de que no optaría a la reelección como secretario general de la FSA, ya había señalado que su intención era agotar la legislatura. Tiempo atrás, Javier Fernández ya había indicado que no sería de nuevo candidato a la presidencia del Gobierno asturiano. Después del Congreso Federal de junio llegará el turno del cónclave del socialismo asturiano, en septiembre, en el que se decidirá una nueva dirección para el partido y se da por hecho que los sectores que se enfrentaron en las primarios de mayo volverán a presentar distintos candidatos.

En la actualidad el parlamento asturiano está muy repartido, con seis grupos en la cámara y la perspectiva es que en la próxima legislatura se mantenga, aunque pueda llegar a aminorarse, esa tendencia. La presidenta del PP señaló que se había sorprendido del nivel de desencuentro entre los grupos progresistas en la Junta General, «no creímos que la izquierda iba a dar estos espectáculos, que se iban a llevar tan mal con rifirrafes semanales». Como contrapunto, quiso mostrar a su favor el hecho de que los populares hubieran cerrado un acuerdo con el PSOE para aprobar los últimos presupuestos de la comunidad a cambio de una rebaja en el impuesto de sucesiones. Esta modificación, que aumenta la exención del pago del tributo para las herencias de hasta 300.000 euros, representa para Mercedes Fernández un éxito de calado hasta el punto de indicar que «hemos conseguido cumplir nuestro programa electoral» a pesar de no haber ganado las elecciones; y defendió el acuerdo porque «los tiempos son distintos» y si no se producen los pactos «el parlamento deviene en inútil». En este sentido, la presidenta del PP asturiano reprochó que el PSOE no hubiera correspondido apoyando los presupuestos generales del Estado.

Mercedes Fernández cargó contra el impuesto de sucesiones ante todo por suponer «un agravio comparativo» para los ciudadanos que viven en distintas comunidades. Respecto al acuerdo del Ejecutivo central con el PNV para fijar el cupo vasco (y que ha recibido muchas críticas precisamente por suponer una diferencia trascendental en la financiación de las autonomías), la presidenta popular adujo que «tiene respaldo constitucional» y «que yo sepa tanto PSOE como IU son constitucionalistas». Mercedes Fernández señaló que gobiernos del todos los colores habían firmado acuerdos sobre el modelo foral en el pasado y que, en todo caso, en su opinión, los socialistas podrían haber optado por «bajar a la grada» y negociar las cuentas del Estado con el Gobierno de Rajoy.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El PP quiere cerrar la coalición con Foro para garantizar una victoria en Asturias