Las razones por las que no hay viviendas del banco malo en alquiler público de Asturias

Servicios Sociales acusó a Fomento de tratar de buscar un «segundo rescate encubierto» por las condiciones para incluir sus pisos en los programas


Redacción

La Dirección General de Vivienda de la administración asturiana no dispone de un censo de inmuebles disponibles para la comunidad de entre los que pasaron a ser propiedad  de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el conocido como banco malo que se hizo cargo de buena parte de los activos más tóxicos de las entidades financieras españolas después del estallido de la burbuja inmobiliaria. No es así porque, a pesar de que el Principado solicitó esa información a comienzos de 2016, nueva le fue remitida. Se trata de un dato dado a conocer por parte de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales en su respuesta a una pregunta parlamentaria planteada por la diputada de Izquierda Unida Marta Pulgar.

La respuesta de la Consejería explica además razones del Principado sobre la falta de acuerdo con el banco malo para incluir sus viviendas en la oferta de los programas de alquiler públicos; unas en las que llega a considerarse un «segundo rescate encubierto» las condiciones que fueron exigidas desde el Ministerio de Fomento. Así, Servicios Sociales detalla que «a finales de 2015 estuvimos en conversación con Sareb» para tratar de lograr un convenio similar al firmado por otras comunidades o los ayuntamientos de Barcelona o Madrid. Sin embargo, el Ejecutivo asturiano asegura que la oferta del banco malo consistía viviendas «con peor salida» y que «podía provocar guetos»; también señala que «la mitad de las que viviendas que ofrecían tenías okupas» y además exigían que fuese la Dirección General de Vivienda la que tuviese que hacerse cargo o «legalizar su situación». Junto a ello, Sareb reclamaba que el Principado asumiera el 50% del coste de las obras necesarias para hacer que las viviendas fueran habitables.

A todo ellos, Servicios Sociales añade que Fomento exigía que las comunidades autónomas abonaran «un alquiler de entre 150 y 400 euros a la Sareb» sin más calificación que «la calidad de la vivienda, sin más» y que el banco malo ofrecería esas viviendas en alquiler «durante 2 años, lo que vulnera el plazo mínimo de arrendamiento obligado por el arrendador establecido en la LAU» (Ley de Arrendamientos Urbanos). A jucio de la consejería, esto supone un «segundo rescate encubierto a Sareb o entidades financieras» y apuntó que su propuesta pasa por porque si Fomento «se empeña en hacer un programa ex profeso» para el banco malo debería obligarle «a disponer las viviendas en arrendamiento durante un mínimo de 25 años y a que los precios de alquiler sean los establecidos por cada CCAA según sus viviendas de promoción pública».

El banco malo presentó el pasado mes de mayo en Asturias la campaña «Casas de Estreno» con una oferta de pisos desde 33.000 euros.   La mayoría de ellos se encuentran en Oviedo, aunque la promoción incluía precios especiales en inmuebles de 13 promociones repartidos por 8 concejos del Principado. En total, se pusieron a la venta 65 viviendas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las razones por las que no hay viviendas del banco malo en alquiler público de Asturias