El sanchismo asturiano apuesta por enmendar la última etapa de un PSOE «que dio tumbos»

Afirman que el congreso federal confirmará un modelo más participativo de partido. Ven difícil que la distensión con Podemos a nivel nacional pueda trasladarse a Asturias


Redacción

La delegación asturiana que participará en el Congreso Federal del PSOE, una representación de 45 personas que se repartió de forma proporcional a los votos de las distintas candidaturas en liza en las primarias, pero que se aprobó en el precongreso astur con un 69% de los votos, partirá este viernes a Madrid, en un mismo autobús que, a pesar de las tensiones pasadas, deberá ser «bien avenido». Así lo aseguran fuentes del sanchismo asturiano que en la víspera del cónclave aseguraron que será un congreso de «mucho consenso y mucha unidad» aunque lo cierto es que, tanto a nivel organizativo, respecto a la estructura futura del partido, y también respecto a la estrategia política, pretende presentar toda una enmienda a la última etapa del PSOE.

«Desde la modificación del artículo 135 de la Constitución que se hizo en 2010 sin contar ni con los militantes ni con la ciudadanía hasta ese oscuro mes de octubre de 2016 en el que acabamos absteniéndonos para que el gobierno de Rajoy sea un hecho». Ese periodo, algo más de un lustro, casi 6 años y medio, es lo que el «nuevo PSOE» quieren dejar atrás. Las mismas fuentes explicaron que en ese tiempo el partido «ha ido dando tumbos, de lado a lado, sin ningún criterio y eso conllevaba también que a nivel electoral nos pasara factura». Ahora, aseguran, con la victoria de Pedro Sánchez «tenemos claro que nuestro sitio está en la izquierda y que no tenemos que buscar apoyos en otros lugares, otros espacios ideológicos o políticos distintos a los que el partido socialista ha ocupado históricamente».

Modelo de partido

A juicio de los sanchistas, que presentaron varias enmiendas a varios puntos de la ponencia política elaborada durante la dirección provisional de la gestora; buena parte de estas reformas atañen al modelo organizativo del partido. En su opinión se trata de dar más voz y participación a las bases y, dados los resultados de las primarias, no cabe que se una cuestión que vaya ser objeto de debate en las dos jornadas que durará el congreso.

«El gran poder de la militancia no va a permitir otras cosa que no seas que las bases sean protagonistas de lo que pasa en el partido. Ya nadie va a dar marcha atrás para que haya primarias para elegir al secretario general o al candidato (a la presidencia del Gobierno). o que se consulten los pactos de investidura; y que si a un secretario general lo eligen los militantes también lo tienen que cesar los militantes». Durante el tenso y prolongadísimo tiempo de dirección provisional después de la dimisión de Pedro Sánchez en octubre muchos de sus partidarios pusieron en duda que se fueran a celebrar las primarias. Fue un método que rechazaron explícitamente algunas figuras del PSOE de la etapa de Felipe González pero no dirigentes más recientes. De hecho en su anuncio de que no volvería a optar a la dirección de la FSA, Javier Fernández reivindicó que se habían organizados unas primarias limpias «aunque algunos lo pusieran en duda». De cara al congreso federal, los sanchistas asturianos insistieron en que «ya no va a ser algo voluntario, estará en nuestro ADN, en las propias normas de organización interna».

Acercamiento de Podemos

Las mismas fuentes destacaron que el resultado «evidente» de la moción de censura planteada por Podemos en el Congreso es que «la única alternativa es la de Pedro Sánchez y el PSOE y esto lo saben hasta Rajoy y Pablo Iglesias». Distintos medios han interpretado en todo caso que en ese debate se produjo una distensión entre socialistas y morados que augura un mejor entendimiento en el parlamento nacional pero ¿podría trasladarse también a Asturias?

Los sanchistas asturianos lo ven difícil. «Por parte del gobierno asturiano ha habido intentos de llegar a acuerdos con Podemos, se ha intentado dialogar con ellos pero lamentablemente Podemos en Asturias está en la tesis de enfrentarse y además de una forma virulenta y en muchas ocasiones faltando el respeto al gobierno, al presidente y al grupo parlamentario». A su juicio, resulta lógico que los morados reclamen una relación «de igual a igual» con los socialistas pero «pero de igual a igual no es faltar al respeto y en todo caso, Podemos tendrá por qué llegan a acuerdos para que gobierne la derecha en Gijón pero no propician que haya apoyos a un gobierno de izquierda en Asturias. Y esto son datos, es un hecho, no una opinión».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El sanchismo asturiano apuesta por enmendar la última etapa de un PSOE «que dio tumbos»