Pancarta con la que los sindicatos docentes escenifican sus exigencias a Educación, en plaza de España

Educación intenta contentar a los docentes con un maquillaje de su horario

Genaro Alonso retoca la jornada complementaria pero mantiene las 20 horas lectivas. SUATEA denuncia que son «migajas». Fija la primera reunión para el último día del curso


Redacción

El 30 de junio. Esa es la fecha elegida por la  Consejería de Educación para presentar a los sindicatos docentes su propuesta de modificación de la jornada. La Administración asturiana no ha atendido la petición de recortar horario lectivo y devolverlo a la situación previa a la crisis. En su lugar, ha elegido el último día del curso para presentarles una alternativa que ha enfurecido a los representantes de los trabajadores. En primer lugar, solo introduce mejoras para Secundaria y se olvida de Infantil y Primaria. En segundo lugar, mantiene las horas lectivas y reduce en una semana las complementarias. Es decir, no toca las horas presenciales en el aula y quita una semanal de las que se dedica a las reuniones de departamento, guardias o atención a padres. SUATEA ha sido la primera central en reaccionar. Cree que solo les ha echado «unas migajas» y que no resuelve la sobrecarga de trabajo. Pone como ejemplo de buenas prácticas lo que está haciendo Cantabria, Baleares o Andalucía.

El consejero Genaro Alonso ha aprovechado una comparecencia en el pleno de la Junta General, en una pregunta de la diputada de IU Concha Masa, para anunciar públicamente su decisión. Ha explicado que su intención es mejorar el horario del profesorado, reduciendo las horas de presencia en los centros, pero sin tocar las 20 horas lectivas semanales. Ha reconocido que sufren una «excesiva carga horaria».

De momento, no tiene pensado tocar las 20 horas lectivas semana. El consejero insiste en que el decreto del Gobierno central del año 212 sigue en vigor y que mientras no se derogue, el Principado no tiene margen legal para reducirlas. Alonso ha asegurado que se ha dirigido al gobierno en varias ocasiones para exigir que suprima esa regulación pero no ha tenido éxito. Sabe que Andalucía, por su cuenta, ha recortado los horarios, pero ha matizado que ese decreto autonómico ya ha sido recurrido. Algo similar se ha planteado en Cantabria Valencia y Baleares.

A SUATEA todas esas explicaciones no le sirven. «La reivindicación unánime del profesorado es la de recuperar las condiciones laborales previas a ese recorte, el cuál ha sido mantenido y agravado por la actual Consejería de Educación. Si a esto se añade que la implantación de la LOMCE se ha hecho a base de forzar a los claustros a elaborar nuevas programaciones, a realizar evaluaciones y reválidas, a rellenar encuesta tras encuesta sin utilidad alguna, el resultado para los centros es demoledor», argumenta.

El sindicato considera que la consejería acaba de iniciar «una operación de maquillaje a coste cero». Lamenta que no se toque la hora lectiva y encima critica la forma en la que acortará la permanencia en el centro. «Esto no se acompaña de un plan de dotación de personal suficiente para realizar las tareas complementarias que existen», denuncia. «La consejería se ve obligada a mover ficha, tras las movilizaciones del profesorado y el hartazgo generalizado. Pero pretende hacer recaer en las direcciones de los centros la organización, con el mismo número de tareas y menos horas para desarrollarlas», señala.

El problema radica en que desde la implantación de la reforma educativa las tareas burocráticas y administrativas se han multiplicado. «Esto ha coincidido en el tiempo con el mayor recorte de personal de la historia del sistema educativo asturiano», insiste SUATEA.

 

Valora este artículo

2 votos
Etiquetas
Baleares SUATEA Junta General del Principado Valencia
Comentarios